NEUQUÉN (ADNSUR) - Los trabajadores petroleros levantaron el paro general que debía comenzar a las 20 de este miércoles e iba a extenderse durante 24 horas, luego de alcanzar un "preacuerdo" con YPF y las cámaras empresarias del sector para analizar "el pago de un 16 por ciento de aumento salarial pendiente de la paritaria 2019 y el regreso de la totalidad del personal a sus puestos de empleo de manera rotativa".

Lo confirmó esta tarde el titular del Sindicato de Petróleo y Gas Privado de Río Negro, Neuquén y La Pampa, Guillermo Pereyra, quien desde las 15 de mañana procurará convenir "un acuerdo salarial y laboral definitivo" con los empresarios.

Pereyra anunció esta tarde el levantamiento provisorio de la medida de fuerza, luego de las deliberaciones virtuales mantenidas hoy con las cámaras, la conducción nacional de la organización sindical y el cuerpo de delegados.

"Desde la decisión de paralizar las tareas hubo contactos permanentes con las autoridades de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y de las cámaras patronales privadas, las que convocaron al gremio a negociar desde mañana a las 15. Por lo mismo, es prudente suspender las protestas", afirmó Pereyra en declaraciones radiales.

El dirigente gremial detalló que el "preacuerdo" alcanzado hoy se asentó en "la aceptación empresaria de iniciar las discusiones para el inmediato pago del aumento salarial del 16,2 por ciento, estipulado por la cláusula de revisión de la paritaria 2019, el comienzo del diálogo por la de este año y el regreso de la totalidad de los trabajadores a sus puestos de empleo de forma rotativa".

Además, Pereyra "preacordó" hoy con las patronales que "no se modificará el convenio colectivo de trabajo de la actividad", que "no habrá suspensiones rotativas" como lo estipula el artículo 223 bis de la Ley de Contrato de Trabajo (LCT) y que de forma mensual "todos los operarios trabajen de forma rotativa".

Además, se "preconvino" que YPF procure retomar la actividad de forma inmediata pero gradual, con el objetivo de que hacia fines de año al menos ocho equipos de perforación ya estén "en pleno funcionamiento".

"Los trabajadores ya realizaron demasiados sacrificios desde marzo, cuando comenzó el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus. Es muy bueno que las cámaras y las empresas hayan convocado al diálogo formal, pero debe existir transparencia y no imposiciones", afirmó el dirigente gremial.

El sindicalista, exsecretario adjunto de la CGT que en su momento condujo el camionero Hugo Moyano, advirtió que ese diálogo "de ninguna manera" incluirá "el intento de poda de los ingresos o de flexibilización laboral", y ratificó la necesidad de mejorar la inversión y la eficiencia de las operaciones, como en Vaca Muerta, para aumentar la productividad con estímulos adecuados, dijo.

Las cámaras Ceope y CEPH convocaron para mañana al sindicato a partir de las 15, en tanto Pereyra explicó que sobre 24 mil afiliados gremiales casi 12 mil continúan en sus casas suspendidos y, la mayoría, son de contratistas de YPF.

Pereyra también advirtió ayer a las patronales que el gremio "no aceptará elquite de los bonos de torre y de paz social para transformarlos en un mero bono por productividad", pero la CEPH contestó que "es preciso readaptar y repensar los esquemas productivos y las relaciones laborales vigentes, porque fueron diseñadas en tiempos de plena actividad productiva y otro valor del crudo".

Fuente: Télam