COMODORO RIVADAVIA(ADNSUR) – Analía Jimena Guajardo fue embestida durante la madrugada del jueves cuando estaba por subirse a un remis en Kennedy y La Plata. El conductor de un Fiat Palio, identificado como Pablo Bustos Rodríguez, colisionó la parte trasera del remis y atropelló a la peatón. El test de alcoholemia arrojó positivo y quedó internado con custodia policial en calidad de detenido. Según relató la mamá de la joven, Marcela Rey, el conductor intentó escapar tras el impacto. Este viernes por la tarde se realizó la audiencia de control de detención a Pablo Rodriguez, en la cual se decidió su libertad y el inicio del proceso por "lesiones gravísimas culposas agravadas".

La joven atropellada se encuentra en estado delicado internada en el Hospital Regional, con las piernas y la cadera quebrada, y un pulmón colapsado. Los profesionales médicos intentan estabilizarla a fin de realizar los procedimientos quirúrgicos necesarios, que podrían incluir la amputación de ambas piernas.

En tanto, en la tarde del viernes se realizó la audiencia de control, donde se formalizó la imputación en contra de Pablo Rodríguez por “lesiones gravísimas culposas agravadas por la conducción imprudente de un automotor”, en calidad de autor.

Presidió el acto Mariano Nicosia, juez penal; por el Ministerio Público Fiscal se hizo presente Patricia Rivas, funcionaria de fiscalía; en tanto que la defensa de Rodríguez estuvo a cargo de Gastón Albornoz, abogado particular del mismo.

Quedó libre el hombre que estaba ebrio y atropello a una chica

alcoholizado, 1,44 gr./lts.

estado es crítico con evaluación de amputación de ambas piernas

Por su parte la defensa no formuló objeción al relato del hecho, ni a la calificación legal. A continuación el imputado accedió voluntariamente a declarar diciendo “no me acuerdo de nada, iba por el carril rápido, ni se cómo agarré a la chica”.

Luego la funcionaria de fiscalía solicitó se declare legal la detención de Rodríguez ya que la misma ha sido en flagrancia. Haciendo mención del certificado médico acerca de las lesiones de la víctima y del traslado inmediato, luego del hecho, de Rodríguez al Hospital en calidad de detenido, ordenado por el fiscal jefe Juan Carlos Caperochipi. No solicitando ninguna medida de coerción para él, en base al monto de la pena que tiene un mínimo de 6 meses a 3 años de prisión; y por la no existencia del peligro de fuga ya que Rodríguez tiene arraigo en la ciudad.

Finalmente el juez penal resolvió hacer lugar a la apertura de investigación preparatoria del hecho, teniendo por anoticiado al imputado del mismo y por asegurada su defensa técnica. Estableciendo el plazo de 6 meses para concluir con la investigación y que su privación de libertad fue en forma legal. No habiéndose solicitado el mantenimiento de la medida de coerción, se decretó su libertad informándole a Rodríguez la obligación de concurrir al juzgado toda vez que le sea requerido.