Claudio Lanza, dueño y fundador del taller "El templo fierrero”,  ubicado en el barrio ex estación de YPF en el camino Roque Gonzales de Comodoro Rivadavia.

En diálogo con ADNSUR dio detalles acerca de la historia de su espacio de restauración. "Este es nuestro templo para nosotros, nuestro lugar en el mundo. Acá arrancamos en su momento como un hobby con mis hijos Emanuel de 16 años y Damián de 9. Decidimos darle impronta al taller y abrir las puertas al público", dijo. 

Cada visita, sea para conocer o charlar un rato, sea cliente o no, para ellos "Es algo muy importante, muy grato recibirlos acá. La idea es compartir todo con mis hijos, porque sé que le estoy dejando un camino", señaló Claudio.

Y agregó que "pese que a que siguen siendo chicos, acá tienen un lugar para cuando quieran trabajar. Acá les enseñé a restaurar y a trabajar en la parte mecánica de sus autos. Cuando tienen tiempo y ganas, saben que después cobran su dinero. Y saben que no se les está regalándo nada, sino que se lo ganaron".

"El templo fierrero”, los restauradores de autos de Comodoro

Por su parte, Emanuel Lanza -hijo mayor de Claudio-  aseguró: "Acá ayudo a mi papá con el tema de frenos, tren delantero, mecánica, de todo un poco. Al igual que tengo mi auto, que lo vengo restaurando ya hace cinco años con la ayuda de él".

"Hace poco se cumplió un año de que lo pude sacar a la calle, es un Chevrolet 400 del año 1970, modelo RS, con el motor 194 y caja de tercera. Le restauramos todo", detalló con emoción.

"El templo fierrero”, los restauradores de autos de Comodoro

El más pequeño de la  familia, Damián, le reconoció a ADNSUR que "de grande quiero cambiar mi auto por un 400 para seguir como lo hizo mi papá. Hoy en día tengo un Renault 4, modelo 1986 y motor de 1400".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!