El equipo dirigido por Leonardo Astrada vivía un gran presente y, luego de consagrarse campeón del torneo local en 2004, se ilusionaba con levantar la Copa Libertadores. Sin embargo, una fuerte interna en el plantel puso fin a esa ilusión. Tuzzio se enteró que su mujer lo había engañado con su compañero de equipo y amigo. Y estalló la interna entre los jugadores.

Hernán Díaz, que era el colaborador más importante en el cuerpo técnico de Astrada, explicó cómo afectó este enfrentamiento a los jugadores. "Es claro que nos perjudicó, mucho más en el grupo porque se llevaban bien. Estábamos muy bien en lo futbolístico y esto obviamente generó una rispidez que se vio reflejada en la cancha", dijo el Hormiga.

"Podríamos haber ganado la Copa, pero el fútbol tiene estas cosas", se lamentó al recordar aquella competencia continental, en la que el Millonario fue eliminado por San Pablo en semifinales.

Por su parte, hizo una autocrítica sobre cómo respondieron junto a Astrada a este incidente. "Siempre lo hablamos con Leo. A lo mejor tendríamos que haber actuado diferente. Muchas cosas que podríamos haber hecho y que no hicimos", admitió y completó: "No teníamos demasiada experiencia y podríamos haber hecho otra cosa".

Finalmente, llenó de elogios a Marcelo Gallardo. "Se quedó sin su columna vertebral y el tipo se tuvo que armar, rearmar y pensar. Por eso para mí es grande. El fútbol te pone en esta situación y tenés que resolver", resaltó. Y cerró: "Gracias a Dios, tenemos al mejor, resuelve todo. No sé cómo lo hace, pero resuelve todo".