En las últimas horas, Sebastián Villa se colocó en los focos principales de los flashes. Es que una denuncia, primero mediante redes sociales y luego ratificada ante la Justicia, lo acusa por violencia de género. La víctima es su (ex) pareja, Daniela Cortés, quien reveló estremecedores detalles.

Entre ellos, que el jugador de Boca se refugió en la casa de Juan Fernando Quintero, figura de River. Y esto no le habría gustado nada a un protagonista fundamental del 'Millonario'. Su propio DT: Marcelo Gallardo.

Es por esta situación que, según informó Diario Olé, el entrenador habría exhibido su malestar ya que no quiere que sus futbolistas estén relacionados con problemáticas de este tipo. Ante este panorama, la dirigencia del 'Millonario' le solicitó al enganche colombiano que invite a su amigo a marcharse de su domicilio (cuyo alquiler es pagado por la institución riverplatense).

De este modo, más allá de la amistad, la denuncia penal con la que cuenta Villa y por la que deberá rendir cuentas ante la Justicia en caso de confirmarse estos hechos obligará al de Boca a marcharse de la casa de 'Juanfer'.

A su vez, Villa cuenta con una restricción perimetral de 1500 metros, y de este modo tendrá que marcharse del barrio de Canning en el que vive Quintero, en el que está el domicilio que compartía con Cortés y donde otros dos futbolistas de Boca también residen (Frank Fabra y Carlos Zambrano).