El emblema de River volvió a ser una de las grandes figuras de su equipo en el Superclásico que se disputó este domingo en el Monumental. El volante central hizo jugar a todo su equipo, recuperó y fue el caudillo del Millonario.

El ESPN informaron este lunes que Enzo Pérez disputó casi todo el partido ante Boca con un dedo fisurado, tras un golpe en la falta que le cometió a Almendra en la mitad de la cancha. Se retiró de la cancha con dificultad para caminar. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA