"Claramente, algo salió terriblemente mal. Pero lograron recuperarlo. La pregunta es, ¿qué sucedió? ¿Y por qué sucedió? Este hombre tuvo pruebas normales hasta 2019, así que, ¿cómo se explica este paro cardíaco?", disparó el médico.

El jugador del Inter se descompensó a los 43 minutos luego de recibir la pelota de un lateral y rápidamente fue atendido por un compañero y los médicos del club, quienes le practicaron RCP  e intentaron reanimarlo durante 15 minutos aproximadamente. Actualmente se encuentra estable e internado.

Asimismo, sostiene que el hecho de que el futbolista esté consciente es "una muy buena señal", y agregó: "Estoy muy contento. El hecho de que esté estable y despierto dice que su perspectiva va a ser muy buena".

"No sé si volverá a jugar al fútbol. Con franqueza, murió (este sábado), aunque fuese por unos minutos, pero murió. ¿Un profesional médico le permitiría morir de nuevo? La respuesta es no", comentó.

Por último, concluyó: "La buena noticia es que vivirá, la mala noticia es que está llegando al final de su carrera. Si va a jugar otro partido de fútbol profesional no puedo decirlo; en el Reino Unido no jugaría más, seríamos muy estrictos al respecto".