El talentoso mediocampista de Dinamarca sufrió una descompensación en el minuto 42 del primer tiempo y tuvo que ser asistido urgentemente por los médicos y por sus compañeros.

Luego de varios minutos de incertumbre y pánico, se confirmó desde el hospital que Christian Eriksen se encontraba estable y con su condición mejorando constantemente.

Los noventa minutos culminaron con una victoria para Finlandia por 1 a 0 en lo que fue su primera participación en la historia de la Eurocopa. Sin embargo, claro está que la victoria tuvo un sabor amargo por lo ocurrido con Eriksen en el campo.

El único gol lo convirtió Joel Pohjanpalo pero, ante todo esto, la UEFA decidió darle el premio al MVP del juego a Eriksen.