Ramón Quiroga llegó a los 15 años a Comodoro Rivadavia y tuvo una extensa trayectoria en el fútbol de la ciudad. Jugó en General Saavedra, Newbery, USMA y Ameghino donde se retiró. Además enfrentó a grandes del fútbol argentino como Roma y Marzolini. En una entrevista recordó aquella época en que no había alambrado olímpico y todas las canchas eran de tierra.

El Gato Quiroga, de las canchas de tierra a jugar con Marzolini

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Ramón Quiroga nació en Catamarca y a los 15 años llegó a Comodoro donde se transformó en “el Gato”, por su destreza bajo los tres palos. En esta ciudad jugó en General Saavedra, Newbery, USMA y Ameghino y vivió una época dorada en que las canchas eran de tierra, los alambrados olímpicos no existían y era todo pasión.

En una entrevista que acercaron a Pasta de Campeón, el Gato” recordó aquella época donde “no había alambrado olímpico”, y “no había césped, nada”.

Quiroga recordó cómo comenzó en el fútbol y su llegada a Saavedra. “Hable con un dirigente para ver si había posibilidad de probar jugadores. Me probaron y a los dos días fueron a la pensión a pedirme el documento. Ahí empecé en General Saavedra. Debute a los 17 años. Primero me probaron, yo pensé que no me iban a tomar, pero me ficharon y me hicieron el contrato”, contó.

TERMINÁ DE LEER LA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ