Corría el año 1971, Huracán jugaba el Nacional y recibía a San Martín de Mendoza. Su cancha, que todavía estaba en el Pietrobelli, desbordaba y la tarde fue una fiesta. En PDC recordamos aquel momento con una histórica imagen que da cuenta de lo que era el fútbol en una época en que se miraba entre las casas y los cerros.

Desde los cerros y entre las casas. Amontonados, eufóricos y con la garganta llena de gloria. Hace 47 años la vieja cancha de Huracán explotó en una tarde mágica. Los alrededores se llenaron de gente y se vivió un momento en el corazón del barrio Pietrobelli.

TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ