La anécdota se reavivó a partir de un hilo de Twitter que elaboró el usuario @panquimolina, en el que cuenta algunas de las historias más llamativas del libro "Messi, el genio incompleto", escrito por Ariel Senosiain. Justamente, una de ellas era esta, que fue constatada por el propio defensor de Palestino. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA