Santi Maratea se convirtió en el gran benefactor argentino. El influencer aprovechó la legión de seguidores que tiene en las redes sociales para realizar exitosas colectas solidarias. Primero reunió los 2 millones de dólares que se necesitaban para comprar los medicamentos que necesitaba la bebé Emmita, que padece atrofia muscular espinal, y luego juntó el dinero necesario para que 35 atletas y sus entrenadores viajen al torneo Sudamericano de Atletismo en Guayaquil.

Sus fans confían en que hará buen uso de los fondos que le donan y, cuando les piden colaboración, responden sin dudar. Tanto es así que en la colecta para que los deportistas puedan participar de la competencia sudamericana reunió más dinero del que hacía falta. Se le planteó entonces la cuestión sobre qué hacer con esos fondos y, después de hacer una sesuda investigación sobre para qué podían usarse, encontró la solución.

Decidió usar el dinero sobrante para pagar el traslado del elefante mendocino Tamy, que será enviado a un santuario de animales salvajes en Brasil. Maratea conoció la historia de Tamy a través de los medios y se conmovió.

Fue así que propuso a través de sus redes recaudar fondos para que el elefante que está en el Ecoparque de Mendoza pueda tener un recinto adecuado en un santuario de Brasil, y así mejorar su calidad de vida.

Tweet de santumaratea

“Cuando hacemos una colecta generalmente entra más guita de la que necesitamos y sobra plata. Esa plata la usamos para ayudar a otras causas que están en la misma problemática que la causa que ayudamos, y la otra plata la usamos para una colecta que haga yo”, explicó Santi en sus redes sociales, a fin de dejar en claro que el manejo del dinero que recauda es cristalino.

“En el caso de Emmita sobraron 30 mil dólares. Y de los atletas 300 mil pesos”, contó el influencer.

“Lo que quedó de la causa de Emmita irá para Uriel, un niño que no tiene canal auditivo y necesita un implante de 12 mil dólares. Y Tamy, un elefante que necesita que le hagan un santuario para vivir con dignidad, lejos de la explotación animal y creo que podemos ayudar a ambos”

“Estoy hablando con el santuario del elefante Tamy que queda en Brasil. Mandé a un amigo que habla portugués a hablar, para entender cómo hacer la transferencia y ver si llegamos a juntar la plata”, agregó. 

LA HISTORIA DE TAMMY 

Maratea conoció la historia de Pocha, Guillermina, Kenya y Tamy, los cuatro elefantes que están en la provincia, a través de una nota publicada en el diario mendocino Los Andes a principios de mes. En la misma se detalla que de los cuatro, Tamy es macho y el resto hembras.

Está previsto que Pocha y Guillermina viajen en junio al santuario de Brasil. En el caso de Kenya todavía no hay fecha de traslado, aunque se presume que sería durante 2021, ya que se espera la culminación de las labores en el recinto construido especialmente para elefantes africanos. Pocha y Guillermina son asiáticos.

En el caso de Tamy, se cree que podría irse de Mendoza durante 2022 siempre que las obras de construcción de un recinto especial para elefantes asiáticos macho lleguen a su culminación. Y esta es la campaña que está en marcha.

Actualmente hay dos campañas de colaboración vigentes, una argentina, que está punto de concluir, y una internacional, llevada a cabo por la organización Global Sanctuary for Elepnants.