"Toto", el hijo de Adrián Suar y Araceli González, contó el caso de abuso que sufrió a los 7 años. El actor participó en "Podemos Hablar", el programa de Telefe conducido por Andy Kusnetzoff y rememoró la situación que vivió cuando era pequeño y que, según explicó, recién hace dos años le pudo contar a sus padres.

A partir del testimonio de Tomás Kirzner, Carmen Barbieri recordó una situación similar que le ocurrió en el edificio donde vivía de chica.

“Tenía seis años y vivía en Barrio Norte en la mitad de cuadra. En la esquina estaba el zapatero, que era amigo de mi papá y mi mamá y siempre me mandaban a buscar los zapatos”, dijo a modo de contexto para luego recordar que en una de esas oportunidades un hombre la siguió y entró con ella al edificio.

Carmen Barbieri recordó el intento de abuso sexual que padeció a sus seis años

“Se ve que me tendría junada. Cuando voy a entrar al edificio, me puso la mano en la puerta y me dijo ‘yo también entro’ y lo dejé entrar”, comentó la conductora que señaló que ella vivía en el quinto piso, pero que antes de llegar él abrió la puerta y lo frenó entre dos pisos.

“Me asusté, le pregunté que qué había pasado y me dijo ‘bajate la bombachita’. Ahí me di cuenta de que algo malo me iba a pasar”, indicó y a modo de reflexión advirtió que es importante que las familias hablen con los chicos de estos temas.

Entonces recordó que comenzó a gritar: “Mi mamá me escuchó con la puerta cerrada de la casa en el quinto, porque habremos quedado detenidos entre el tercero y el cuarto. Yo le dije que un hombre me quería tocar, entonces agarró un cuchillo enorme, bajó las escaleras, se abrió el ascensor entre el tercero y el cuarto piso. Mi papá estaba tirado ahí tratando de abrir la otra puerta, pero el tipo pudo cerrar y bajar conmigo. Se fue, no sé cómo pudo salir del edificio”.

Barbieri explicó que en aquel momento, sus papás hablaron con ella, fueron los médicos y los amigos de la familia. Si bien remarcó que hicieron la denuncia, afirmó que no prosperó porque “era otra época”. Entonces agradeció que la hubieran escuchado a tiempo porque por eso no le pasó nada. “Hoy lo recuerdo, lo hablo y me angustio porque vi a mis papás asustados de una manera que nunca. No me creían que no me había hecho nada. Fue muy duro”, concluyó.