COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR)- Esta mañana, una señora emitió una denuncia en la Seccional Séptima, ubicada en el barrio Máximo Abasolo. La misma fue en representación de sus padres, mayores de edad, que en la jornada del sábado recibieron dos llamados telefónicos por personas desconocidas.

El primero de ellos se realizó por la tarde, aproximadamente a las 16 horas, y el segundo por la noche rondando las 20. En los llamados, estas personas mencionaban haber secuestrado a su hijo, pidiendo dinero para su entrega.

Por este motivo, los padres se comunicaron rápidamente con su hijo, para asegurarse su bienestar. Al constatar que se encontraba bien, dieron conocimiento de este hecho a personal de la brigada de investigación.

Durante la cuarentena, se han conocido varios de estos casos. Al igual que los denominados "cuentos del tío". Tras conocerse esta noticia, vecinos de zona norte comentaron mediante audios de WhatsApp haber recibido llamados de esta modalidad, alertando a la comunidad para estar atenta ante estás situaciones.