RÍO MAYO (ADNSUR) – La localidad de Río Mayo ha comenzado a registrar un notorio aumento de casos de coronavirus en los últimos días, en el último reporte del Ministerio de Salud se informaron 8 nuevos casos y la ciudad ya cumula un total de 47 casos positivos. Hasta el momento hay 126 aislados y más 70 contactos estrechos identificados.

Desde el viernes se detectaron casos que no tienen nexo epidemiológico, y sumado a esto el Hospital Rural está funcionando con la atención de una sola médica, ya que el otro que prestaba servicios se contagió de Covid-19, además de una reducción del 50% de los enfermeros,  un chofer y un trabajador comunitario aislados.

Ante este contexto, las autoridades decidieron implementar el Plan Detectar, que se puso en marcha este jueves y se extenderá hasta el sábado 7 de noviembre.  “El sistema de Salud comienza a verse complicado. Ya estábamos con dos médicos hace muchísimo tiempo y ahora tenemos un médico contagiado. No tenemos personal y se complica cada vez más pero se sigue atendiendo”, afirmó la directora del hospital, María Isabel Borda.

Afortunadamente, todos los casos positivos se encuentran transcurriendo la enfermedad en sus casas, y solo una persona tuvo que ser hospitalizada por 48 horas, pero se logró estabilizar y volver a su domicilio.

Borda destacó la necesidad de que se incorporen médicos  al hospital. “No hemos tenido novedades de la incorporación de más médicos. La idea es que se queden médicos (que llegaron con el Área Programática Sur) porque es inhumano que haya un solo médico para todos. Había cuatro médicos, pero se fueron por renuncias o por pedido de pases. Solo quedaron dos y uno dio positivo. Ahora solamente tenemos uno disponible y no debería estar las 24 horas atendiendo, pero está”, detalló.

Asimismo, explicó que se necesitan cubrir los cargos que están vacantes y no solamente de médicos sino en general. “En Río Mayo se ha jubilado muchísima gente y los cargos no han sido cubiertos. Cuando las complicaciones en la Salud surgen vienen los problemas porque no se hacen las cosas. Aun así, el sistema de Salud sigue trabajando con muchas más horas de las que deberíamos estar”, manifestó.

Por último, la funcionaria admitió que hay más de tres puestos sanitarios más que dependen de Río Mayo, más toda la zona rural que es muy amplia. “Esto no es una situación que viene de un día para el otro porque se enviaron notas y se advirtió de esto, pero nunca contestaron. Acá seguimos trabajando y conteniendo a la gente. Yo pienso que vamos a salir adelante como lo hicimos antes”, expresó según publica El Patagónico.