PUNTA ARENAS (ADNSUR) - En 24 horas, aumentaron un 50% la cantidad de infectados y se encendieron las alarmas por un sistema de salud al que muchos califican de “vulnerable”. Las autoridades chilenas no pudieron contener la presión de expertos y gran parte de la sociedad y anunciaron la decisión que venía postergándose desde hace al menos 10 días. 

Desde hace una semana, ex funcionarios, médicos y dirigentes sociales exigían que se implemente el aislamiento social obligatorio, pero tanto el intendente como pares nacionales se negaban a tomar cartas en el asunto. Sin embargo, tras confirmarse que hubo 20 contagiados en menos de un día, no pudieron esquivar el reclamo, según informó La Opinión Austral. 

Hasta el momento, Punta Arenas registra 63 casos, de los cuales 9 permanecen internados en grave estado y conectados a ventilación mecánica.

El intendente José Fernández Dübrock informó que la cuarentena total se iniciará este miércoles a las 22, y que todos lo habitantes deberán permanecer en su casa desde entonces.

“Esta es una medida necesaria en este minuto, ya que estas decisiones se van evaluando diariamente y en el día de hoy (ayer) por la cantidad de contagios se determinó la necesidad de establecer la medida”, expresó Dübrock.

Aseguró que los habitantes contarán con aduanas sanitarias para hacer controles de salud y de la cuarentena.

Mientras tanto, el gobierno otorgará un permiso especial a las familias para evitar los aglomeramientos en los supermercados.