CÓRDOBA - Tras seis días de lucha contra los incendios forestales que avanzaron sobre las sierras de Córdoba, el dueño de un restaurante de Villa Carlos Paz murió mientras intentaba combatir las llamas en Las Jarillas. 

José Roble, a quien conocían como “el negro”, era muy querido por los vecinos. El hombre era el dueño de Parada 5, ubicado en la esquina de Sarmiento y Roma, Centro Viejo. Según difundieron los medios locales, el hombre se descompensó cuando intentaba combatir un nuevo foco de incendio que se había desatado a pocos metros de donde tenía una casa, a la que planificaba mudarse.

Los vecinos del lugar advirtieron que las llamas podían acercarse a las propiedades e intentaron sofocarlas. “Hay un arroyo y formamos una cadena humana para ir sacando agua con baldes y tirando al fuego”, explicó uno de los amigos de Roble y testigos de lo ocurrido en diálogo con El Doce.

En ese momento fue cuando se descompensó. “Nos dijo que no se sentía bien, así que le pedimos que vaya más cerca del agua y se quedara sentado”, agregó. 

Minutos más tarde, cuando lograron apagar el foco que se había generado en la zona, uno regresó a buscar sus pertenencias y encontró tirado al comerciante. Según indicó el vecino, el hombre ya no respiraba. “Él estaba muy nervioso, había dicho que todo esto lo ponía muy mal”, aseguró.

Si bien Roble fue trasladado de inmediato al hospital San Roque de Córdoba, murió minutos más tarde. No se especificó si la causa fue la inhalación de monóxido de carbono u otro tipo de problema de salud.

Un solo foco se mantenía activo en el cordón montañoso de Cuchi Corral, en el Valle de Punilla, en Córdoba, mientras se espera que llueva en las próximas horas, lo que traería el alivio tan esperado para la provincia. 

Alrededor de 600 bomberos y personal de los organismos que integran el Plan Provincial de Manejo del Fuego se desplegaron para trabajar sobre los distintos focos simultáneos, a los que se sumaron 10 aviones hidrantes, además de dos aeronaves vigías y los helicópteros.

Tras lo sucedido, Diego Concha, titular de Defensa Civil, pidió a los vecinos que no intervengan en este tipo de incendios, de extremo peligro. “Hay llamas que pueden tener hasta 15 metros de altura”, advirtió.

Pese a los logros de los brigadistas en distintos puntos de la provincia, las llamas siguen siendo incontrolables en la zona de Villa Carlos Paz.

Desde hace varios meses las precipitaciones han sido totalmente deficitarias en la región, y en los últimos días se dio ‘la tormenta perfecta’, porque tuvimos viento norte muy intenso y humedad sumamente baja”, explicó en diálogo con TN el jueves, Ezequiel Marcuzzi, miembro del Servicio Nacional de Manejo del Fuego.