"Las naciones tienen banderas e himnos, pero también tienen sus delicias definitorias. Aquí hay algunos dulces que capturan el espíritu de los países de donde provienen". Con ese párrafo, que invita a saborear el mundo, la revista de The New York Times eligió las 33 golosinas que hacen patria en el paladar. Sin edulcorante.

En este viaje de nacionalidades en clave glucosa, estas son 10 de las golosinas que recomiendan probar si pasás por algunas de estas fronteras. Y Argentina, que siempre tiene un lugar especial en el diario estadounidense, no podía faltar.

Pelon Pelo Rico (México)

Siempre nos resulta extraña la manera en que un extranjero describe un sabor bien argentino. Esta no es la excepción. The New York Times eligió a nuestro país por el Bon o Bon. Y lo llama "cáscara de chocolate".  "Es una cáscara de chocolate con leche sobre una oblea crujiente rellena con una crema saborizada. Todos los días, las fábricas en Argentina, México y Brasil producen 3.000 de estas golosinas por minuto, y el 70% de la producción se exporta a todo el mundo", describen. Y hacen mención a que en 1989, "la marca ayudó a establecer la Sweetness Week en Argentina", es decir, la Semana de la Dulzura de julio, que describen como "una inteligente campaña de marketing que alienta a los amantes de los dulces a intercambiar dulces por besos". En ese mes, cada año, la venta del Bon o Bon aumenta en promedio un 20%. "¿El lema de los dulces?: Donde hay emoción, hay un Bon o Bon", cierra la nota. Dejan el envoltorio de nuestro dulce patrio que, curiosamente, eligieron antes que a cualquier otro que tenga dulce de leche, y siguen viaje por la ruta de los dulces del mundo.