COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La Jefa de la Unidad de Terapia intensiva del Hospital Regional de Comodoro Rivadavia, Mariel García, se refirió este martes al incremento de casos de coronavirus en la ciudad y la preparación del área para atender la demanda de pacientes con Covid-19 y con otras patologías.

"Nuestras camas están permanentemente ocupadas. Y eso es muy complejo, cansador y desgastante", indicó la profesional en una entrevista que ofreció al Canal de ADNSUR. Explicó que en total hay diez unidades de terapia intensiva: "siete para no Covid y tres para Covid".

García señaló que si bien hay equipamiento y más unidades disponibles "no tenemos personal para poder atender a esos pacientes". En esa línea apuntó que el tiempo de capacitación es prolongado: "Se están formando enfermeros que vienen de otros servicios, se va organizando para que haya nuevos con otros de más antigüedad y se va mechando ese recurso. Respecto de los médicos hubo capacitación pero es una medida de sostén".

"Hay camas, hay respiradores pero no hay personal", manifestó la profesional y advirtió que la unidad destinada a pacientes con Covid "está llena". Indicó que los pacientes internados actualmente "son de reciente diagnóstico así que están en fases iniciales de la enfermedad, pero son patologías que llevan mucho tiempo de internación".

Desgaste

La jefa de la Unidad de Terapia Intensiva manifestó que si bien "ahora hay muchos más casos en la ciudad y están creciendo todos los días, nosotros estamos trabajando desde que se inició todo esto, tratando de modificar y adaptar el sistema de salud y nuestra forma de trabajo, generando espacios, adquiriendo insumos, capacitándonos".

Coronavirus en Comodoro: en el Hospital Regional “hay camas, hay respiradores pero no hay personal”

Sostuvo que así como al resto de la sociedad, "esto nos fue desgastando, nunca dejamos de trabajar y estamos un poco cansados pero todos los días vamos para adelante", aseguró.

Al cansancio provocado por el avance de la pandemia, se suma "no poder percibir el sueldo en tiempo y forma, también es complicado porque no pensás solo en no contagiarte, en no contagiar a los demás, en capacitarte, en ser madre o padre, docente y un montón de otras cosas. Llegar a fin de mes con esta incertidumbre genera estrés".

Vestimenta y tiempo de internación

García detalló que la vestimenta básica para la atención de pacientes "es el mameluco completo", pero para los diagnosticados con coronavirus "arriba nos ponemos camisolines y guantes que vamos cambiando por cada paciente".

Indicó que cada uno "te lleva entre 30 minutos y una hora. A veces son dos horas que estás en la unidad, que está cerrada, que no puede estar ventilada, y eso es desgastante".

En cuanto a los días de internación, señaló que para pacientes con otras patologías el promedio es de una semana pero "ahora se ha visto que es por arriba de los 14 días, y en los que han estado en la provincia son arriba de 21, por lo tanto un paciente lleva un mes o más de atención".

Por otra parte, sostuvo que "la neumonía, la afectación de los dos pulmones, la reacción inflamatoria es la afectación principal que vimos en los pacientes graves y a partir de ahí la falla en los otros órganos". 

"Acá todos los pacientes tuvieron afectación respiratoria, y es donde más trabajo hay que hacer", graficó García.

Prohibición de visitas

"Nos costó bastante a nosotros acostumbrarnos a esta situación, la unidad es abierta a la familia, venimos trabajando hace muchos años en el acompañamiento terapéutico de un familiar. Y ahora de repente cerrar la unidad fue difícil", señaló. 

Sostuvo que "a veces llamamos dos o tres veces por día a los familiares para que sepan cómo se encuentran, pero no pueden visitarlos mientras estén en aislamiento"

Manifestó que "muchas veces el que quiere verlo también está en aislamiento, porque son contactos estrechos, ellos quieren venir pero no pueden. Nos exponen a nosotros y al resto del personal a que nos podamos contagiar. Es duro", cerró la profesional.