COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Escuchá el audio) – La doctora y Jefa de Epidemiología del Hospital Regional, Susana Muñoz, confirmó en Actualidad 2.0 que “tenemos un caso confirmado de tos convulsa en un colegio y dos casos en estudio”. Por tal motivo, “hay un alerta en médicos para que pidan los análisis específicos”. Sin embargo, aclaró que “hace mucho tiempo que tenemos pocos casos”.

En diálogo con Actualidad 2.0, Muñoz informó que en cuanto a “todas las enfermedades prevenibles por vacuna hace mucho tiempo que tenemos pocos casos. De tos convulsa siempre hubo casos aislados y sin relación unos con otros. Son pocos en el año pero están presentes. Por eso, en estos últimos años se incorporó una nueva vacuna que se puede incorporar después de los 7 años”.

Teníamos una vacuna que la podíamos colocar hasta los 6 años y a raíz de la aparición de la tos convulsa se decidió aplicar a todos los niños y a las embarazadas para proteger al bebé. Es una tos que da como un ataque, con una respiración profunda y cierto ahogo o malestar. Incluso algunos chicos vomitan”, explicó la doctora.

Y afirmó que “tenemos un caso confirmado en un colegio y dos casos en estudio. Cuando encontramos que se vinculan entre sí porque estuvieron en contacto, distribuimos el alerta entre médicos pediatras y clínicos”.

En los casos confirmados, “hacemos todas las acciones para tratar a los contactos con antibióticos y a las personas cercanas. Se los trata durante cinco días con antibióticos porque es una bacteria”, remarcó. Y sostuvo que “hay un alerta en médicos para que pidan los análisis específicos”.

Y agregó que la tos convulsa “no adopta forma grave en niños y adolescentes pero sí puedan transmitirles la enfermedad a los bebés de hasta seis meses y ellos sí pueden adoptar formas más severas de la enfermedad. Por eso se evita que los chicos estén en contacto con los bebés”.

“A las familias les pedimos que si tienen dudas sobre las vacunas de sus hijos, acudan a un vacunatorio o pediatra para chequear que tengan todas las vacunas puestas. Y al personal de salud les informamos los casos y que estén atentos”, indicó.

Finalmente, sostuvo que “los casos sospechosos comenzaron antes del inicio de clases y no hay una distribución de estacionalidad tan marcada como la influenza”.