TRELEW (ADNSUR) -  Dos personas resultaron heridas este jueves al caerse un árbol sobre el vehículo en el que transitaban en la zona de chacras, a pocos kilómetros de Trelew. Según pudo averiguar Jornada, el Volkswagen Gol transitaba por la avenida Capitán Murga, cuando un álamo fue arrancado de cuajo por la fuerza del viento y fue a dar en la zona del motor, causando grandes daños en la carrocería e hiriendo a dos de las tres damas que lo ocupaban.

Horas más tarde, en Moreno al 1200, otro rodado sufrió daños cuando un árbol se le cayó encima mientras transitaba por el lugar. En medio de esa intervención bomberos y personal de obras públicas debieron reforzar un sector del techo de la Escuela 724, ante el inminente riesgo de una voladura.

Previamente otro árbol cayó sobre un automóvil que permanecía estacionado frente a la Escuela 165 del barrio Constitución, sobre el sector F. No hubo heridos. Además se produjo la caída de dos enormes álamos en la zona de Drofa Dulog, en el sector de la cuarta curva camino a Gaiman (la localidad estuvo varias horas sin luz). Allí debieron liberar la ruta 7 los mismos vecinos con el empleo de un tractor.

Al cierre de esta edición, trabajaban en un domicilio de la calle José Berreta al 1700, donde se había producido la voladura de un techo. Otro sector muy afectado fue la zona de los barrios Moreira. Hasta donde pudieron confirmar se produjeron daños importantes en 7 precarias viviendas. La Guardia Urbana Municipal colaboró en esas intervenciones.

Fue una jornada atípica para Trelew: el fuerte viento se mantuvo constante desde la mañana y alcanzó picos de 93 kilómetros por hora durante la tarde. El temporal, que estaba anunciado con un Alerta por parte del Servicio Meteorológico Nacional, continuaría durante la jornada de hoy y también mañana sábado, para disminuir recién el próximo domingo.

En el resto de la provincia, la zona de Comodoro Rivadavia fue la que más sufrió el azote del viento, con ráfagas que alcanzaron los 120 kilómetros por hora. Allí se produjeron voladuras de techos en precarias construcciones y, por la tarde, se agregó un extenso corte en el servicio de energía eléctrica. En el horario en el que se registró la máxima intensidad, se advirtió en el barrio Fuchs que una columna de la empresa Telefónica fue dañada al punto de caer en la vía pública.

Los techos no resistieron la furia de Eolo y hubo daños en viviendas en Fracción 15, Castelli y el barrio San Cayetano en la mayoría de los casos con ocupaciones no consolidadas. A la lista de dificultades se sumó un corte de energía que por espacio mayor a una hora afectó distintas zonas, inclusive el funcionamiento de los semáforos y la atención en las estaciones de servicio, suspendiéndose en algunos casos la provisión de combustible.

En números el viento promedió los 60 km/h con ráfagas de hasta 120. El clima con la carga de polvo en suspensión se mantendría durante el fin de semana con el agravante de una temperatura que rondaría los 30 grados. Y cortes de agua en zona norte y sur. La zona de Río Senguer fue otro de los puntos con mucha intensidad ayer, con picos de 80 kilómetros por hora.

En la meseta, en tanto, se registraron inconvenientes en Paso de Indios, en donde personal de Defensa Civil tuvo que intervenir para auxiliar en viviendas particulares por la voladura de techos. Toda la comarca, desde Esquel hasta Lago Puelo, sufrió también los embates del viento, al punto que se registraron muchos problemas por la tarde, especialmente con los cortes del servicio de energía eléctrica.

Según le contó a Jornada Walter Flores, director de Defensa Civil de la zona Sur de Chubut, la situación complicó mucho el tránsito por las rutas de la provincia. “Por momentos, en la ruta 25, la visibilidad es cero”, graficó ayer.