TRELEW - El ingreso de los malvivientes se produjo alrededor de las 14,50 –de acuerdo a lo que captan las cámaras de seguridad del lugar—y se fueron aproximadamente a las 17. El hecho sucedió en las instalaciones de la firma CAPSA que están ubicadas en la avenida Hipólito Yrigoyen entre Gobernador Galina y Aarón Jenkins, en la zona sur de Trelew y anoche la policía decía que tenía pistas de sus autores.

Justamente la filmación que hay de ellos les habría permitido a los investigadores verle el rostro a uno y ese sería el dato contundente que podría contribuir al esclarecimiento del atraco, como así también una huella levantada en una chequera que dejaron tirada al momento de la escapatoria.

La caja fuerte que abrieron mide cerca de dos metros, tiene dos puertas y es de las antiguas. Allí estaban los más de cinco millones, discriminados en fajos de dólares estadounidenses y plata argentina.

Para los investigadores del caso contaban con información calificada de cómo introducirse al lugar sin activar el sistema de seguridad. Para ello, desde que rompieron la vidriera para entrar a las instalaciones se movieron por los “puntos ciegos”, los que no estaban cubiertos por los sensores, y así llegaron al sitio donde se encontraba el dinero.

ASALTO

Radio 3 AM 780 pudo hablar con el jefe de la Comisaría interviniente afuera de la concesionaria, pero el titular de la Seccional Cuarta se mostró muy cauteloso a la hora de brindar detalles de lo ocurrido. “Lo único que podemos informar por ahora es que violentaron una caja fuerte y sustrajeron una suma importante de dinero”, confirmó el comisario Claudio Troncoso.

“Como dato ilustrativo o a destacar; el sistema de alarma no se activó al momento de la rotura del vidrio ni cuando ingresaron estas personas”, afirmó y presumió que habían cortado la luz “como a las tres de la tarde y estuvieron como dos horas en el interior”, clarificó. “Estuvieron trabajando dos horas en violentar la caja fuerte”, reafirmó.

Luego ratificó que la caja es grande y al preguntársele qué era lo que había dentro dijo: “Todo lo inherente a documentación de vehículos y por supuesto dinero”. ¿Eran de contextura física pequeña los ladrones? Se le consultó entonces. “Eso no puedo precisarlo todavía. Sí sabemos que fue más de una persona, que conocían bien el lugar por los movimientos que se observan en el interior”, indicó y confirmó que “entraron esquivando los sensores” de la alarma que hay colocados en distintos sectores de la firma automotriz.

Finalmente se le consultó al comisario Troncoso si los malvivientes habían usado capuchas o algo para disimular sus rostros. “Uno de ellos sí”, respondió lacónicamente.

El atraco debe ser uno de los más importantes en lo que va del año, justamente por la cantidad de dinero que los delincuentes se llevaron. La policía no descartaba que hayan contado con cómplices que les hicieron de campana, en el exterior de la automotriz; por lo que también no desestimaba de que la banda haya estado compuesta por al menos cuatro personas con un vehículo de apoyo incluido.

Más tarde, el jefe de la Regional de Policía, el comisario Miguel Gómez, se mostró confiado en que en las próximas horas pueda haber alguna novedad con respecto a los autores del hecho. Gómez salió por Radio 3 AM 780 en un flash informativo y negó lo que en principio se decía respecto del accionar de los ladrones de CAPSA; que habían cortado el suministro de energía eléctrica para ingresar a las instalaciones.

“Lo que lograron sí, fue que los sensores (de la alarma) no los detectara. De hecho con la misma energía eléctrica del local alimentaron la herramienta de corte con la que vulneraron la caja fuerte”, aclaró. Fuente: Radio3