PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Un lobo marino posó junto a un joven en un banco de cemento, en Puerto Madryn, y la imagen rápidamente empezó a recorrer las redes sociales.

"Cosas que le ocurren a uno cuando vive en Puerto Madryn, ir a laburar y compartir asiento con un lobo marino jaja", escribió Blas Mentruyt días atrás en su cuenta de Facebook y el posteo rápidamente se viralizó. 

En Comodoro, mientras tanto, dos lobitos se "mudaron" a una planta pesquera en donde los empleados ya son sus amigos. A diario les acercan alimento y se encuentran sorprendidos por lo amigables que resultaron ser estos ejemplares. 

Definitivamente, los lobos marinos de Chubut son cada vez más amistosos. No obstante, las autoridades siempre recomiendan no tocarlos, cuando aparecen en la costa, ni bloquearles la salida al mar.