COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - “Yo veía a Don Francisco y dije ‘yo también lo puedo hacer’ y me largue”, dice Miguel, el sarmientino que tuvo a la Teletón como inspiración pero que nunca pensó que iba a poder juntar más de un millón de pesos para el hospital de su localidad. 

Miguel Rojas (62) es una figura reconocida en Sarmiento, el poblado vecino a Comodoro Rivadavia donde viven unas 22 mil personas. Hasta el jueves llevaba recaudado 1.300.000 mil pesos a través de una actividad solidaridad con la que quería reunir 250 mil pesos para la compra de un respirador automático, una herramienta esencial en tiempos de coronavirus.

Miguel admite que la situación lo superó, que no esperaba tanta solidaridad de su pueblo. Se lo escucha contento, satisfecho con la labor realizada, pero quiere ir por más y este lunes iniciará una nueva campaña a beneficio de la Guardia Urbana, la Policía y la Montada.

¿Pero quién es este hombre que en un pequeño poblado logró recaudar ese monto de dinero en tan solo unos días?

 

Sarmientinos ultimos numeros asta el dia de hoy de la campaña solidaria para el hospital 1.343450 pesos muchas gracias a todos

Publicado por Miguel Rojas en Jueves, 8 de octubre de 2020

 

DE OFICIO PETROLERO

Miguel Rojas tiene 62 años, nació en Comodoro pero cuando sus padres se separaron se fue a vivir a Sarmiento con su madre.

En la ciudad de los lagos creció y dio sus primeros pasos en la vida laboral. Con su padrastro, a quien considera su padre, trabajó de albañil cuando el documento aún no marcaba la mayoría de edad, y una vez que cruzó la barrera de los 18, se casó y probó suerte en el petróleo; la industria donde se terminó jubilando en 2005 como mecánico de Petrosar.

A la distancia Miguel recuerda que junto a sus compañeros de trabajo escuchaba un programa de radio de Santa Cruz, donde el paisano Raúl presentaba canciones de folclore. Un descanso de tantos fue el momento que le terminó cambiando la vida, cuando su compañero, Ricardo Aguilar, le preguntó: ¿che, y por qué no hacés un programa de radio vos?

Miguel hizo de una pregunta una idea y al poco tiempo comenzó a hacer un programa en FM Génesis, la 101.5 MHz. 

“Música de mi tierra” comenzó el 14 de febrero del año 2000 y como la cosa iba bien al año siguiente Rojas probó suerte en el canal del pueblo. Desde entonces es una de las caras conocidas de la vecina localidad.

 

En los últimos días Miguel Rojas fue agasajado por las integrantes de la cooperativa del nosocomio.En los últimos días Miguel Rojas fue agasajado por las integrantes de la cooperativa del nosocomio.
En los últimos días Miguel Rojas fue agasajado por las integrantes de la cooperativa del nosocomio.

 

AYUDAR AL VECINO

La primera movida solidaria Miguel la realizó en el invierno del 2000, a beneficio de una familia que se le había inundado la casa por las roturas que tenía en el techo. “Me acuerdo que la gente respondió” dice a ADNSUR. “Conseguimos colchones, sábanas, almohadas, ropa para chicos y de ahí no paramos más. Yo hasta hace un año y medio estaba haciendo maratones que empezaban a las dos de la tarde y terminaban a las 2 de la mañana, corrido, y la última lo hice de 15 horas, que juntamos 165 mil pesos. Pero fue la última porque después tuve un problema en el canal. Estaba al aire, me bloquee y cuando llegué a mi casa me agarró una puntada en la cabeza. Me hice unos estudios y me dijeron los médicos que pare, que eran muchas horas, que me podía agarrar un ACV, entonces ahora no hago más de cuatro horas”, afirma.

Lejos de quedarse quieto Miguel impulsó otras iniciativas para poder ayudar a sus vecinos. Hace unos años decidió comenzar a cobrar una cuota de socio. Cien pesos por mes que en la actualidad pagan 350 personas de Sarmiento, 20 de Buen Pasto y otras 25 de Facundo.

Según cuenta, en la actualidad la cuenta bancaria destinada a ese fin tiene 100 mil pesos que son utilizados para ayudar a la gente. “Con ese importe vos podés acceder hasta 3000 pesos por año si necesitás comprar un remedio o por alguna urgencia. Por ejemplo, si el remedio te sale 2300 y te faltan 700 te damos el resto, y si sale mucho más te cubre hasta 3000 pesos, el resto lo devolvés en cuotas”, cuenta orgulloso.

Cuando ideó esa iniciativa Miguel no pensó en las preguntas que podía hacer la AFIP por el dinero recaudado, y desde el mismo banco al conocer su actividad, hace poco le recomendaron que haga una fundación para evitar inconvenientes contables.

Con la idea a cuestas, Miguel fue a ver un contador y un escribano, pero les advirtió: “Si trabajan ad honorem como lo hago yo avanzamos, porque yo no cobro sueldo ni en la radio ni en el canal, lo hago porque me gusta. El contador me dijo que el martes vamos a tener alguna novedad y con eso ya podemos trabajar más amplío, es otra cosa”, indicó.

Pero eso no es todo, Rojitas, como le dicen muchos en el pueblo, también trabaja con otra iniciativa junto al canal, ayudando a pacientes oncológicos con un monto solidario que les permite solventar gastos en caso de tener que viajar a Buenos Aires. 

 

 

UNA MOVIDA SOLIDARIA MILLONARIA

Su última gran movida solidaria fue a beneficio del Hospital Rural de la localidad, para el cual ha trabajado al menos en cuatro oportunidades.

Cuenta Miguel que la muerte de una vecina de la localidad por coronavirus lo motivó a querer ayudar. “Cuando me enteré que murió de coronavirus pensé ‘cómo puede ser que no tengamos un respirador, no creo que sea tan caro’. Entonces dije ‘voy a armar una movida a ver si puedo juntar el dinero’. Lo comenté así no más en la radio y lo hablé con el doctor Ferrary. Eso fue un domingo a las 11 de la mañana. Digo lo hago a partir del lunes y hasta el viernes pero ni bien lo dije a los dos minutos empezaron a llegar mensajes: ‘tengo 5 mil, tengo 10 mil, y ese día, que estuve hasta las 3, juntamos 240.500 pesos en tres horas, así que el lunes continuamos en el canal y dije vamos por el millón. Cuando quise acordarme me desbordó, se me fue de las manos, pero superamos más o menos 1.300.000 pesos”, cuenta orgulloso.

En Sarmiento la movida solidaria de Rojas fue una locura, un trabajo conjunto que muestra cómo se vive en ese lugar. Algunos vecinos directamente transfirieron el dinero a la cuenta de la cooperadora del Hospital Rural, otros en cambio se acercaron a dejarlo a la radio, mientras que otra gran parte fue recaudada con la colaboración de dos remiseros y personal del programa, ya que “Música de mi Tierra” se televisa de 20 a 22 y en esa ciudad no se puede circular luego de las 18 por el incremento de coronavirus. 

Con el monto de dinero que se juntó y el envío de un respirador por parte del Ministerio de Salud de Chubut, el destino de lo recaudado cambió. Con el dinero se comprará equipo de seguridad que permitirá que el personal del nosocomio esté protegido del coronavirus. 

 

 

 

LA FELICIDAD DE AYUDAR

Miguel tiene decenas de anécdotas de cada actividad hecha en estos últimos 20 años, desde remates de una parrilla donada por un televidente, hasta de una pastaflora a la que le sacó 2000 pesos gracias a la solidaridad de los vecinos. 

Por su buena imagen en la ciudad, en 2007 fue candidato a intendente por el Partido de Acción Chubutense (PACh). Sin embargo, no tuvo suerte, y en las últimas elecciones lo volvieron a tentar, pero él dijo que no. “Le dije que no, el tren pasa una vez. Si no se dio quiere decir que no voy a andar por la política. Soy más servicial para la gente en el lugar que estoy”, dice con orgullo y sentencia: “Soy una persona afortunada, primero por la confianza que tiene la gente, que me gane esa confianza porque todo siempre fue transparente, incluso la urna está enfocada por una cámara y la gente está viendo que su plata entró y quedó anotado. Y segundo porque tengo un equipo de trabajo espectacular con los hermanos González, Tadeo Rojas, un jubilado del Banco Nación y un telefonista. La verdad estoy muy contento, es nuestra forma de ayudar”, afirma, sabiendo que realmente lo hace.