BUENOS AIRES (ADNSUR) - Este martes 21 de enero se cumple un año del fallecimiento de Emiliano Sala, quien murió luego que el avión que lo trasladaba desde Nantes a Gales cayera en el Canal de la Mancha. Su muerte conmovió a todo el mundo del fútbol, que truncó los sueños del delantero argentino que tenía tan solo 28 años, y que desató un sinfín de idas y vueltas millonarias entre el Nantes y el Cardiff City.

El cuerpo de Sala fue encontrado junto con los restos del Piper PA-46 Malibú en el que volaba el 3 de febrero, pero los investigadores probaron que la muerte del futbolista ocurrió el mismo día de su desaparición.

A un año de la muerte de Emiliano Sala, su familia sigue esperando justicia

El viaje que terminó con la vida de Sala tuvo varios puntos oscuros: desde la autorización que tenía el piloto de la nave, David Ibbotson, hasta si el mismo Ibbotson era quien había sido contratado originalmente para realizar el vuelo. Ni bien se supo que el avión había desaparecido, además, se desató un conflicto entre la Policía francesa y la inglesa. Y cuando la búsqueda se dio por terminada de manera oficial, se reactivó por la insistencia de la familia de Emiliano.

Lo que todavía sigue siendo un misterio es qué sucedió con el cuerpo del piloto, ya que no estaba dentro de los restos de la avioneta en el fondo del Canal de la Mancha. A diferencia de la familia de Sala, sus allegados decidieron no continuar con la búsqueda y dejar descansar sus restos.

La muerte de Sala generó un fuerte cruce entre los dirigentes del Nantes y del Cardiff, que acababa de comprar su pase en 17 millones de euros, convirtiéndose en el pase más caro de la historia del club galés. Es que tras su desaparición, el Cardiff se negó a pagar el traspaso (pautado en tres cuotas) y argumentó que Sala debía firmar un contrato "revisado y corregido" para sellar la transferencia, así lo recordó Clarín.

A un año de la muerte de Emiliano Sala, su familia sigue esperando justicia

La familia de Sala sigue esperando justicia y conocer la verdadY los hinchas, mientras tanto, se preparan para recordarlo con cariño. En Nantes ya tienen organizado un homenaje para el encuentro que el próximo domingo el club jugará ante el Bordeaux, por el torneo local.