COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Este lunes por la mañana, y luego de transitar el aislamiento por coronavirus en su casa con síntomas leves, el intendente de Comodoro Rivadavia, Juan Pablo Luque confirmó que ya recibió el alta médica y regresó a sus funciones en su despacho municipal.

Lugo de haberse contagiado de Covid-19 junto a su familia, el intendente volvió a trabajar y contó cómo transcurrió la enfermedad en su casa. "No tuve miedo. Lo más feo fue cuando tuve la sensación de falta de aire", manifestó.

Asimismo, admitió que se sintió más cansado de lo habitual, y que por momentos “me faltó un poco el aire, tuve un poco de resfrío y pérdida de gusto y olfato”. Y agregó que “Los primero días que fueron un poquito más bravos. Por suerte con mi familia estamos bien, ya la hemos superado".

El intendente además habló de la incertidumbre que genera el coronavirus en el paciente. "Se conoce poco de la enfermedad y uno se guía por la parte mala de la cantidad de noticias que lee; claramente le tenés un respeto importante”, dijo.

Destacó que luego con el paso de los días “te vas dando cuenta de que es una gripe fuerte y que hay que tomar los cuidados y los primeros días estar muy atento a no tener problemas respiratorios", afirmó en diálogo con La Opinión Austral.