BUENOS AIRES (ADNSUR) - "Deko", el perrito mestizo que vendía postres con un cartel de cartón colgando del cuello para poder pagar sus sesiones de quimioterapia, finalmente logró reunir el dinero necesario para el tratamiento y hacer así frente al cáncer. Su historia se había vuelto viral y contó con la ayuda de muchas personas que se conmovieron al conocer su situación y decidieron ayudarlo. 

"Dejo" pasó la mayor parte de su vida en las calles de Campeche, México, hasta que se topó con una mujer bondadosa que lo adoptó.

Siempre fue un perrito alegre y lleno de energía, pero con el paso del tiempo su estado de ánimo decayó. Su dueña creyó que se trataba solamente de algo pasajero, pero cuando le encontró sangre en la orina supo que no podía esperar más y lo llevó al veterinario.

Le diagnosticaron Tumor Venéreo Transmisible. La enfermedad tiene cura, por lo que había una esperanza para que Deko mejorara, pero lamentablemente la chica no tenía dinero para pagar sus tratamientos.

 

 

No obstante, no se dio por vencida y decidió hacer postres para costear las sesiones de quimioterapia que su perrito necesitaba. 

Su hermana compartió una foto de Deko en redes sociales y Deko se hizo viral alrededor del mundo. Fue así como cientos de personas compraron postres y donaron dinero para ayudarlo.

Así fue como Deko pudo pagar su tratamiento contra el cáncer.

En las últimas horas, su dueña posteó nuevas fotos de su perro con otro semblante y un nuevo cartel colgando del cuello con la leyenda "Gracias por ayudarme".