Un insólito hecho se produjo en las últimas horas en Allen, Río Negro, luego de que un vecino que había comprado un colectivo para usarlo como vivienda hallara en el chasis un importante cargamento de droga.

El hombre, quien el pasado domingo comenzó a desmantelar el vehículo con el objetivo de reciclarlo y transformarlo en un hogar, encontró los 8 Kg de estupefacientes ocultos detrás de los paneles que hacían las veces de pared.

Según los primeros reportes el colectivo habría sido comprado en un desarmadero local, y el valor de la droga presente en su interior superaría los 90 mil dólares.

"No tenía motor y sólo se trataba de la estructura del colectivo de dos pisos", reveló una fuente cercana al caso a RíoNegro.com.ar.

En base a lo explicado, fue tras retirar un espejo de uno de los baños que el hombre se encontró con el cargamento, distribuido en ocho paquetes que poseían tizas de cocaína.

Alertado por su hallazgo, el descubridor se hizo presente en la delegación de la Policía Federal de Roca para realziar la denuncia pertinente, a partir de la cual se montó un operativo de investigación.

"La cocaína tenía un color amarillento lo que indica que llevaba en ese lugar muchos años", remarcaron al respecto las fuentes.

Y sumaron: "Si estamos hablando que esta droga lleva escondida más de dos décadas, ya no hay delito que investigar"