ESTADOS UNIDOS - Dakota Reid tenía 16 años y murió en un accidente de tránsito en Estados Unidos. Sus padres, John y Stefanie aún estaban sumidos en la angustia cuando recibieron un inesperado regalo.

En medio del dolor por la muerte de su hijo, Stephanie Reid y John Reid, decidieron que una parte de él estuviera en otra persona y aceptaron donar sus órganos.

Un tiempo después, llegó hasta la puerta de su casa un paquete que traía dentro un oso de peluche. El remitente era Robert O'Connor, un desconocido para ellos, y no indicaba de que ciudad provenía.

Pero Robert era el receptor del corazón de Dakota, quien le agradeció a ambos por permitirle vivir. El oso de peluche llevaba en el pecho el mensaje: "Best dad ever" ("El mejor papá").

Expectantes, siguieron las indicaciones de Robert y tocaron la mano del oso. Entonces, oyeron los latidos de un corazón y comprendieron que era el sonido del corazón de Dakota, el que ellos donaron tras su fallecimiento.

El video del emotivo momento en el que John sostiene la caja entre sus manos y lee una tarjeta de agradecimiento, rápidamente se viralizó en redes sociales.

Fuente: ABC/ Uno