BUENOS AIRES (ADNSUR) - A 17 metros de profundidad, frente a la costa occidental de Noruega, tres buzos se encontraron una enorme burbuja que tenía pequeños seres en su interior. El hallazgo quedó registrado en video y luego fue publicado en redes sociales.

Se trata de un gran saco gelatinoso con pequeños huevos de calamar. Ronald Raasch, buzo e investigador del buque noruego REV Ocean compartió la grabación dio detalles sobre el organismo encontrado. Lo describió como una “bola de gel de calamar”.

Según los análisis que se realizaron se trata de huevos pertenecientes al calamar de aleta corta del sur (Illex coindetii), un cefalópodo de diez tentáculos que vive a ambos lados del Océano Atlántico.

Estiman que dentro de la bola puede haber entre 50.000 y 200.000 huevos. Todos, de alrededor de dos milímetros de diámetro, al momento de eclosionar.