El pasado viernes una situación muy particular sorprendió a la comunidad educativa de la Escuela Nº29 Juana Manso de Caleta Olivia, cuando varios menores fueron vistos en el kiosko cercano realizando compras con grandes sumas de dinero en sus manos.

Una maestra notó la situación y, tras algunas averiguaciones, pudo identificar lo que sucedía: uno de los alumnos había llevado al colegio una gran suma de dinero que repartió entre sus compañeros.

El nene va a 4º grado y le sustrajo los billetes de los ahorros de sus padres, supuestamente para saldar una apuesta perdida.

La escuela no tiene kiosco o cantina, por lo que se vio a varios chicos intentar gastar el dinero en un kiosco cercano, ubicado sobre calle Misionero Beauvoir, algunos con compras de hasta 3 mil pesos, reseña La Vanguardia. 

La docente alertó de la situación, y la madre del menor se presentó el establecimiento educativo. La institución analiza si el niño sufre episodios de bullying o amenazas que hayan motivado su accionar. La mamá no pudo precisar si el nene ya había llevado dinero en otras oportunidades o si esta "exigencia" de dinero era frecuente.

Si bien aún no hay información oficial al respecto, trascendió que se pudo recuperar parte del dinero.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!