Los fenómenos astronómicos suelen generar miles de fanáticos esporádicos en el mundo cada vez que se anuncia uno, y en ese sentido junio será un buen momento para observar el cielo. La NASA informó que Júpiter en su mayor y más brillante versión, y se podrá observar en detalle con pocos requisitos técnicos.

"Júpiter está durante este mes más brillante y cercano a la Tierra, levantándose al atardecer y permaneciendo visible toda la noche", informaron, al tiempo que estipularon que el día más óptimo sería el lunes 10.

El planeta más grande del sistema solar es una joya brillante a simple vista, pero se verá fantástico a través de binoculares o un pequeño telescopio que permitirán a los aficionados ver sus cuatro lunas más grandes o, tal vez, vislumbrar las nubes que rodean el planeta.

Según explicó la NASA, a mediados de junio, Marte y Mercurio también aparecerán ultracercanos inmediatamente después de la puesta del Sol durante el 17 y 18 de junio.

Para verlos se necesitará una vista bastante clara del horizonte, ya que el par estará sólo unos pocos grados por encima de este. La agencia espacial dijo que "debería ser espectacular si puedes manejarlo".