CIPOLLETTI (ADNSUR) – Las autoridades municipales manifestaron su preocupación  tras conocer  el caso de un hombre de 50 años, que fue atacado por una jauría de perros callejerosAnte esta situación, se trabajará con  la Unidad Regional de Epidemiología y Salud Ambiental (Uresa) de la Provincia y del el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa), para evaluar medidas para enfrentar el problema de los perros sueltos en la ciudad de Cipolletti.

La intención es encontrar alternativas ante los casos de agresiones que se vienen registrando. En unos de los casos más recientes, una mujer que iba en moto y fue hostigada por varios perros, que la mordieron y la hicieron caer del rodado.

Si el Senasa llegara a intervenir, no se descarta que puedan tomar drásticas determinaciones. ya que en algunos lugares del país se habría planteado la posibilidad de utilizar el llamado "rifle sanitario". En Cipolletti, ciudad no eutanásica por ordenanza, seguramente se plantearía un cuestionamiento generalizado.

El titular de Zoonosis municipal, Juan Pedro Díaz, prefirió no referirse a la alternativa del rifle sanitario y solamente dijo que "cuando interviene el Senasa, se hacen cargo ellos de todo. No avisan a nadie. Es lo que pasa, por ejemplo, cuando se descubre un lugar donde hay cerdos con triquinosis. No avisan a nadie de lo que hacen". Pero el resultado suele ser la matanza de los chanchos, indicó La Mañana Neuquén.

La guardería canina de la Isla Jordán ya no permite que se alberguen más perros, ya que hoy hay unos 550 animales retenidos, a los que hay que alimentar y brindar atención. Ahora, incluso, se planifica la construcción de cuatro caniles de seguridad para los perros muy bravos.