ESTADOS UNIDOS (ADNSUR)- Colette Divito  es una joven reportera que al principio preparaba galletitas para sus amigos y familiares. Al finalizar esa carrera, el siguiente paso de la joven fue salir a buscar trabajo. Pero allí se encontró con una realidad mucho menos dulce que sus galletas.

Según publica La Nación, una y otra vez, las personas encargadas de los empleos que ella buscaba, le decían lo mismo: "sos muy agradable, pero por el momento, sentimos que no encajás en lo que estamos buscando".

Colette relató esto en una entrevista en el sitio estadounidense Upworthy y agregó: "fue algo muy doloroso y me sentí rechazada".

Ante los reiterados rechazos en sus solicitudes de trabajo, la joven repostera lejos estuvo de bajar los brazos. Junto a su madre y a su hermana, decidió fundar su propia panadería, a la que llamaron Collettey's.

La fama le llegó pronto a esta flamante panadería. Gracias a una entrevista a la joven que se emitió por CBS News y alcanzó los hogares de millones de estadounidenses, Colletey's pasó de hacer 100 galletitas por mes a recibir encargos desde todos los puntos del país. A mediados del pasado diciembre, la pequeña empresa de Collette había recibido más de 10.000 pedidos.

Pero el emprendimiento de fábrica de galletas y tortas de Collette no solo alcanzó rápidamente éxito económico y comercial. También fue importante para que la joven desarrollara uno de sus mayores anhelos a nivel social: contratar, para su panadería, a personas con discapacidad.

De hecho, actualmente en su pequeña compañía trabajan unas 13 personas, y gran parte de ellos tienen algún tipo de discapacidad. Y la panadería continúa en crecimiento y realiza cientos de envíos a todo el país.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!