COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR / Escuchá la entrevista) - Eduardo "Coco" Oderigo es abogado penalista, ex jugador de rugby y uno de los fundadores de “Los Espartanos”, un equipo que nació en una cárcel de máxima seguridad en la provincia de Buenos Aires. Su propósito: bajar la tasa de reincidencia delictiva promoviendo la integración, socialización y acompañamiento de personas privadas de su libertad a través del deporte.

En su paso por Comodoro, donde este jueves ofreció la charla “No permanecer caído” en el marco de la Expo Industrial que se desarrolla en el Predio Ferial, Oderigo dialogó con Actualidad 2.0 y aseguró: “El cambio es posible y depende principalmente de los mismos presos”.

Pero “Coco” no solo vino a nuestra ciudad a hablar sobre los inicios de la Fundación que creó en la Unidad 48 de San Martín, provincia de Buenos Aires, y que hoy, después de más de una década, sigue inculcando los valores propios del rugby: el respeto, la disciplina, la solidaridad y el sacrificio.

Este viernes por la mañana “estuvimos reunidos con gente de la Defensa Pública y ayer también en Fiscalía” para avanzar en fortalecer el proyecto en la Alcaidía de Comodoro.

“El desconocimiento por ahí a alguno lo hace dudar si estas personas que están privadas de su libertad pueden llegar a cambiar el día de mañana”, dijo Oderigo pero destacó que “vimos en Comodoro mucha gente entusiasmada con hacer algo, porque lo más fácil por ahí es decir esta gente no cambia”.

En la ciudad “hay gente que se empezó a animar, ya hace unos cuatro meses que están entrenando en la Alcaidía y ya se empiezan a ver los frutos”, remarcó.

Sostuvo que la idea del proyecto es “que las personas detenidas empiecen a pensar en equipo y dejar de pensar en uno solamente. Que vean lo que significa ser parte de un equipo, que hay que tener responsabilidades, respeto, hay que mirar la vida de otra manera. Y qué mejor que tener una camiseta que coincida entre todos ellos, más allá de un par de pelotas”.

Aclaró que desde la Fundación “no queremos que se vayan antes de la cárcel, lo que queremos es darles herramientas para que el día de mañana, cuando salgan en libertad, no cometan un delito igual o peor”.

Para Oderigo, “si ellos cambian su forma de pensar los beneficiados no solo van a ser ellos sino todos nosotros. Hay que buscar un punto de encuentro”.

“Para algunos es una segunda oportunidad, pero para otros es la primera, porque nunca tuvieron una”, reflexionó el también entrenador de Los Espartanos.

La Fundación

En comunicación con el programa que se emite por Radio del Mar, Oderigo se refirió al trabajo que se lleva adelante a través de la Fundación Espartano. Indicó que “en conjunto con un grupo de empresas, también apunta a generar empleo para cuando recuperan su libertad”.

Remarcó que “hay 207 personas que estuvieron privadas de su libertad y que hoy están trabajando en las 75 empresas” que se sumaron a la iniciativa en distintos puntos del país.