Tras un comunicado oficial ante el Parlamento, este miércoles, el ministro de Finanzas del Reino Unido, Rishi Sunak, anunció un conjunto de medidas fiscales que impactarían en una reducción de 6.000 millones de libras, incluyendo un descuento de las contribuciones sociales y del impuesto a los combustibles.

Esta decisión persigue el objetivo de aliviar el efecto de la escalada de los precios sobre los consumidores británicos. En ese sentido, Sunak anunció que los umbrales iniciales aplicados al Seguro Nacional aumentarán hasta 12.570 libras (15.075 euros) a partir de julio, lo que significa en la práctica una reducción de alrededor de 6.000 millones de libras de la carga fiscal sobre los trabajadores del Reino Unido y que se estima beneficiará a unos 30 millones de trabajadores con un ahorro medio de unas 330 libras anuales.

Asimismo, el ministro anunció la rebaja en cinco peniques, desde este miércoles y durante el próximo año, de la tasa aplicada a los carburantes, lo que supondrá un impacto de unos 2.400 millones de libras (2.878 millones de euros).

"Hoy puedo anunciar que por segunda vez en 20 años se reducirá el impuesto sobre el combustible. No en uno, ni siquiera en dos, sino en cinco peniques por litro", ha declarado Sunak, subrayando que se trata del "mayor recorte" del impuesto sobre los carburantes jamás anunciado.

Para combatir la inflación, el Reino Unido baja impuestos

Según informó La Nación, el ministro ha informado de que en respuesta al aumento de los costos energéticos se suprimirá el IVA del 5% para los productos vinculados a la eficiencia energética, incluyendo la instalación de paneles solares.

"Gracias al Brexit... ya no estamos limitados por la legislación de la UE. Entonces, puedo anunciar para los próximos cinco años que los propietarios que instalen materiales como paneles solares, bombas de calor o aislamiento ya no pagarán el 5% de IVA, pagarán cero", ha anunciado.

En este sentido, ha defendido que estas medidas permitirán ahorrar alrededor de 1.000 libras en impuestos a una familia que instalase paneles solares y más de 300 libras anuales en la factura energética anual.

Rebaja de previsiones de pib

Por otro lado, el responsable del Tesoro británico ha presentado las últimas previsiones de la Oficina de Responsabilidad Presupuestaria (OBR), que ha rebajado al 3,8% desde el 6% su previsión de crecimiento del PIB del Reino Unido en 2022 como consecuencia del impacto de la guerra en Ucrania y las sanciones a Rusia en la evolución de la inflación.

Asimismo, la OBR prevé que el PIB de la segunda mayor economía europea crezca un 1,8% en 2023 y un 2,1% en 2024, mientras que para el siguiente año confía en una expansión del 1,8%, que se mantendría estable en el 1,7% los tres años siguientes.

"Como importador neto de energía con un alto grado de dependencia del gas y el petróleo, los precios más altos pesarán mucho en la economía del Reino Unido, que acaba de recuperar su nivel previo a la pandemia", ha advertido la oficina en su informe.

En este sentido, ha anticipado que en el caso de que los precios de la energía mayorista se mantengan tan elevados como esperan los mercados, las facturas de energía aumentarán otro 40% en octubre, lo que impulsará la inflación al 8,7% en el cuarto trimestre de 2022, alcanzando así si nivel más alto en 40 años.

Ante esta situación, se prevé que los estándares de vida reales caigan un 2,2% en 2022-23, su mayor caída registrada, y no recuperen su nivel previo a la pandemia hasta 2024-25.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!