El que sea un camino que muchos recorren con frecuencia no le quita belleza. El tramo que une Comodoro con Caleta Olivia tiene -a ojos de muchísimos viajeros- el escenario más hermoso de toda la Ruta Nacional Nº3: mar, playas y una geografía que dista mucho de ser monótona y ofrece, kilómetro a kilómetro, puntos atractivos e inconfundibles.

Uno de ellos se encuentra cerca del límite entre las provincias de Chubut y Santa Cruz. Yendo hacia el sur, en territorio santacruceño los viajeros se encuentran con una muy cerrada y peligrosa curva - llamada Punta Maqueda pero conocida por todos como Punta Peligro- y más adelante los desafía una curva de casi 90º, con una gran pendiente y una hermosa vista de la costa.

Nombrada como la curva de La Calera, ese dibujo rutero ha sorprendido a más de uno provocando accidentes y despistes, y es bien conocido por los viajeros frecuentes que saben que esos kilómetros no perdonan altas velocidades ni distracciones. 

En esa zona hasta finales del siglo pasado existía una compañía que obtenía cal de almejas: la calera de los hermanos Acinas. De ahí el nombre con el que comúnmente se identifica a esa peligrosa curva, y también a la playa que se encuentra debajo: Playa Acinas, aunque también es conocida como Playa Alsina, por su semejanza fonética.

Playa Acinas, desde la parte baja de la curva La Calera - Foto: Google Street View
Playa Acinas, desde la parte baja de la curva La Calera - Foto: Google Street View

Esta playa es sobre todo muy popular en verano, elegida por vecinos de Comodoro, Rada tilly y Caleta Olivia para disfrutar del calor. Desde sus más de 3 kilómetros de fina arena se puede observar alzarse hacia el oeste uno de los puntos más icónicos y reconocidos de esta ruta: el cerro Pan de Azúcar.

La cima plana es una silueta inconfundible
La cima plana es una silueta inconfundible

Visible desde la Ruta 3, su "techo plano" resulta una silueta inconfundible, aunque dista mucho de la forma que tienen sus homónimos (otros accidentes geográficos con este nombre, como el de Córdoba, Uruguay o Brasil), que tienen una cima más redondeada o en punta.

Foto fuente: Rocío Barquín
Foto fuente: Rocío Barquín

Su altura ronda los 120 metros sobre el nivel del mar, y está ubicado a unos 2 kilómetros de la Ruta Nacional Nº3. La verticalidad de su "sombrero de piedra" -modelado por la erosión eólica- hace que a simple vista su escalada parezca imposible.

Su cara oeste muestra una pendiente más suave y es posible "hacer cumbre" si el estado físico personal permite esa caminata.

Foto: Gabriel Zubimendi
Foto: Gabriel Zubimendi

El viento se acentúa llegando a la cima y preludia una vista fabulosa: meseta, mar, estepa y mallines se combinan en 360º de pura patagonia.

Sin embargo, se debe recordar que el terreno donde se ubica el Pan de Azúcar pertenece a una estancia y es propiedad privada, por lo que no se recomienda su ingreso sin la correspondiente autorización. 

Foto: Martin Gonzalez / Flickr
Foto: Martin Gonzalez / Flickr

DE LA TUMBA DE PATORUZÚ AL PUESTO POLICIAL LIMÍTROFE

El hallazgo de restos óseos antiguos en el área, que años atrás eran recorridos por pueblo originarios, fue quizás lo que dio origen a la leyenda de que el Pan de Azúcar es la tumba de Patoruzú, el último de los caciques tehuelches, mezclando así la creación de Dante Quinterno con la historia y el imaginario popular.

A metros de esta elevación pasa el acueducto que transporta el agua desde el Lago Musters, en Chubut, a Caleta Olivia, y un punto cercano de la Ruta 3 había sido elegido en 2011 para reubicar la Comisaría Ramón Santos de la Policía de Santa Cruz (el control limítrofe provincial), ya que su emplazamiento actual en realidad está ubicado dentro de territorio chubutense por un error en la medición.

Las dilaciones y demoras en la obra de la doble trocha entre Comodoro y Caleta Olivia pospusieron ese objetivo.

Fuente: GonBal
¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!