RAWON (ADNSUR / Informe exclusivo) - En la reunión que representantes del Ejecutivo mantendrán el próximo lunes con la Mesa de Unidad Sindical (MUS) en Rawson, el Gobierno informará que el depósito correspondiente a la liquidación de haberes del mes de julio se volverá a hacer como durante buena parte de 2018: de manera escalonada por rangos salariales. Es decir que a diferencia del pago de sueldos de junio, que se hizo por sectores de la administración pública, cobrando en primer lugar los docentes y la policía, y en último lugar los trabajadores judiciales y legislativos, en este caso la idea es un depósito mas “justo”, ya que cobrarán primero todos aquellos estatales con menores niveles de ingreso, según aseguraron fuentes oficiales a ADNSUR, seguidamente cobrarán las capas medias y posteriormente los ingresos más elevados.

De acuerdo a esta información -confirmada por altísimas fuentes del gobierno a ADNSUR- no volverá a suceder la “equivocación” del mes anterior -asumida de manera pública por el gobernador Mariano Arcioni-, de dejar a los jubilados para cobrar en última instancia, sino que en este caso, cobrarán activos y pasivos con mismo nivel de ingresos, todos al mismo tiempo.

Aún se desconoce cuáles serán los topes salariales que se determinarán en este caso –el año anterior los rangos eran hasta 30 mil pesos en el primer tramo, hasta 50 mil el segundo, y más de 50 mil en el tercero-, los que estarán definidos recién el lunes de acuerdo al flujo de ingresos de la provincia. Estas sumas están supeditadas al permiso del Banco Central de autorizar un endeudamiento en Letras por 1500 millones de pesos, así como a la predisposición política del gobierno nacional de no descantar los más de 700 millones de pesos mensuales de coparticipación que están comprometidos por endeudamientos anteriores.

Como ya trascendió públicamente, el gobierno no cargará este mes los aumentos firmados en paritarias, manteniendo la masa salarial en 3200 millones, y el lunes en el encuentro con la MUS estaría realizando también una oferta de pago de los montos adeudados en cuotas.

Habrá que ver la reacción de los gremios al conocer esta oferta, teniendo en cuenta que algunos sectores ya están de paro hasta el viernes y en otros ya se anticipan medidas de retención de servicios para el miércoles, cuando se venza el plazo de días hábiles para el depósito de los sueldos. Además se está convocando a una multitudinaria marcha de estatales de toda la provincia para el fin de la semana, mientras vuelven medidas como tomas de edificios públicos en distintas dependencias y acampes como el que ya se registra frente al Ministerio de Educación.

BONOS

Por otra parte, las fuentes del gobierno consultadas por ADNSUR, sostienen que hay información inexacta difundida por diputados y dirigentes del PJ respecto a la utilización de bonos del Ticadep para afrontar compromisos con el Instituto de Seguridad Social y Seguros. Según afirman en Fontana 50, de ninguna manera se habla de utilizar estos títulos de Cancelación de Deuda Pública para pagar a los proveedores de la obra social Seros, sino para cancelar la deuda con el instituto hasta el mes de febrero.

Esto quiere decir que previamente habrá que hacer un cálculo de las sumas que se vienen acumulando desde hace años en concepto de aportes a la Caja de Jubilaciones, que según los trabajadores llega a los 10 mil millones de pesos, pero para los especialistas de la Tesorería General es una cifra mucho menor. Una vez acordado el número de la deuda histórica, el gobierno quiere cancelar esta cifra con bonos Ticadep, que tienen garantías de ingresos por coparticipación.

Además desde el Ejecutivo aseguran que no es cierto el dato de que este título público –con el que ya se cancelaron unos 600 millones de pesos, más de la mitad de lo adeudado a proveedores, aunque sin interés actualizados- tiene una quita importante en el mercado, tal como había afirmado por ejemplo el intendente Carlos Linares, sino que la quita rondaría el 4 % del valor nominal.