NEUQUÉN (ADNSUR) - "Las provincias patagónicas ya habían experimentado esta modalidad en la zafra de primavera 2018, donde Neuquén tuvo la coordinación de la venta", explicó la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag.

"Los trabajos de acopio comenzaron a principio del mes de mayo con una jornada en la cual se dictó un taller sobre clasificación destinado fundamentalmente a los certificadores acreditados en la provincia de Neuquén y jefes de mesa de cada organización", señaló la funcionaria.

Asimismo, detalló que "a mediados de mayo se terminó con el trabajo de enfardado final y colocación de tarjetas identificadoras con la respectiva categoría de lo obtenido, y el 21 de este mismo mes, junto a técnicos del laboratorio de INTA Bariloche, se sacaron muestras para analizar los parámetros centrales de calidad de la fibra".

Las tres provincias adheridas analizaron las metodologías implementadas por cada una, las pautas de esquila, la clasificación de fibra, y la revisión de romaneos y tarjetas, entre otros.

De la misma manera, definieron un cronograma de capacitaciones para los clasificadores y productores para el año en curso, acordaron un borrador de manual de esquila y clasificación de fibra mohair, y confeccionaron un calendario de acopios y ventas, y otro de ferias de reproductores.

El Programa Mohair Neuquén fue creado en el año 1998 y se caracteriza por una continua implementación de tecnologías que han mejorado sustancialmente el manejo animal, no solo en cuanto a índices productivos sino también en lo que implica el bienestar del ejemplar en la crianza.

La fibra constituye el medio de sustento de una gran cantidad de familias, que también cuentan con el apoyo técnico del gobierno nacional, a través de las distintas instituciones relacionadas con el medio agropecuario.