COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - La opción de pasar el vehículo a abastecerse con GNC (Gas Natural Licuado) comienza a ser evaluada en función de los constantes incrementos de los combustibles, a la par de que la brecha que se había creado en los años 90 con el “subsidio”  a las naftas en la Patagonia se torna menos visible, ya que la incidencia de la exención del impuesto sobre los combustibles ya no representa la mitad del precio, como se había fijado con aquella decisión.

Una carga de un tubo de GNC cuesta hoy alrededor de 170 pesos en la ciudad (17,498 pesos por metro cúbico), mientras que la autonomía de esa recarga alcanza para recorrer aproximadamente 180 kilómetros. Comparativamente, un vehículo chico que utiliza nafta, para recorrer alrededor de 500 kilómetros con un tanque lleno requiere 1.800, mientras que para la misma distancia propulsada con GNC requeriría alrededor de 510 pesos.

Claro que el primer paso no es sencillo. La inversión inicial, según cuentan quienes se acercaron a consultar por estos días, puede oscilar los 48.000 pesos para un equipo de quinta generación, que carga hasta 15 metros cúbicos. En la economía doméstica puede estimarse en cuánto tiempo se logra el recupero de la inversión inicial, en base al tipo de uso que se le dé al vehículo y el ahorro final en forma mensual, con la recarga de combustible más barato.

En esa evaluación se encuentra también el hecho de apostar a cuál de los precios evoluciona más rápido: el gas lo hace dos veces por año, en octubre y abril, luego de pasar por procesos de audiencia pública, pero con reacomodos que no son menores, ya que los precios en boca de pozo se han incrementado fuertemente en los últimos tres años. No se quedan atrás los combustibles líquidos, que en lo que va de este año acumulan un 15% de incremento, tanto en naftas como gasoil, mientras que en el último año han subido más de un 80%.

EL ENARGAS CONTABILIZA POCOS VEHÍCULOS EN CHUBUT

Según datos oficiales del Enargas, en Chubut hay alrededor de 1.000 vehículos convertidos a este sistema, de los cuales la mayor parte estaría en Comodoro Rivadavia. Se trata de una incidencia baja, frente a un padrón cercano a los 100.000 vehículos patentados en esta zona, pero no fueron pocos los que en las últimas semanas comenzaron a preguntar por la alternativa del GNC.

En el registro oficial se detectan 1.077 vehículos asentados en enero de 2019, 1.095 en febrero, 1.078 en marzo y 1.084 en abril de este año. La progresión no es acumulativa, ya que la estadística no consigna en este caso cuántas conversiones se hacen por mes sino cuántos son los vehículos que permanecen en el sistema, en base a las recargas del combustible como también las homologaciones de seguridad que deben efectuarse una vez al año. A nivel nacional, el total de vehículos con este sistema ascendía a 1.653.968 en abril último.

Llamativamente, los datos de Chubut registran un bajo número de taxis con este sistema, ya que se ubica en torno a las cuatro unidades, según el informe actualizado en los primeros cuatro meses de este año.