CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - Delfina, la hija del abogado Fernando Burlando, estuvo a punto de viajar con las chicas que se accidentaron en la ruta camino a la Costa Atlántica, con la muerte de dos de ellas y la pérdida del embarazo de otra.

Según publicó Minuto Uno, la chica, amiga del grupo, se disponía a viajar con ellas, pero por un motivo laboral se le complicaron los tiempos y había decidido hacerlo al día siguiente.

Delfina trabaja con su padre en el estudio de abogados y reside en La Plata, como las chicas que se accidentaron.

Como consecuencia del accidente, dos de las jóvenes fallecieron y una tercera como consecuencia de los golpes perdió el embarazo.