BUENOS AIRES (ADNSUR) - La causa por las escuchas ilegales durante la desaparición de Santiago Maldonado ahora llegaron a la Corte Suprema de Justicia porque la Cámara de Casación le denegó el recurso federal para apelar el fallo que impidió anular y destruir el resultado de las pinchaduras a los teléfonos de los testigos de la causa por el hábeas corpus de Santiago Maldonado, informó Página 12.

Las escuchas ilegales, según la denuncia, fueron ordenadas en su momento por el juez federal Guido Otranto y la fiscal federal subrogante Silvina Ávila, durante el caso que investigaba la desaparición de Maldonado.

Según se informó, entre el 5 y 22 de septiembre de 2017, fueron intervenidas las conversaciones telefónicas entre Sergio Maldonado, hermano de Santiago, y miembros de la comunidad mapuche, como Claudina Pilquiman.

Por esta situación, el hermano de Santiago Maldonado aseguró que son "víctimas de una metodología que, implementada por el Ministerio de Seguridad, combina espionaje de las fuerzas, un brazo judicial con jueces y fiscales presionados que investigan a las víctimas en lugar de investigar a los culpables y una estructura de medios y periodistas especializados en desviar los temas y sembrar noticias falsas".

Las escuchas ilegales se detuvieron cuando Gustavo Lleral reemplazó a Otranto en la causa Maldonado, pero el material fue utilizado por el Gobierno de Mauricio Macri para su ofensiva contra los mapuches.