ESPAÑA - Una empresa española de Alicante fabricó un barbijo con un tejido diferente e inteligente: cambia de color cuando la temperatura corporal aumenta. De esta forma si la persona que usa este cubrebocas llega a los 37,5° el dispositivo marcará automáticamente que tiene fiebre.

Creado por una compañía de estampados textiles, Colorprint Fashion, ya fue homologado por el Instituto Tecnológico del Textil (AITEX) para aplicarse en tapabocas. El organismo español comprobó su durabilidad y eficacia para la prevención de contagios por coronavirus.

Esta mascarilla de color verde se pone blanca cuando el usuario alcanza una temperatura febril. El accesorio, además, cuenta con una filtración bacteriana del 98%. Los creadores además explicaron que se puede lavar y reutilizar sin que pierda eficacia.

“El material está teniendo una gran aceptación”, destacó el fundador de Colorprint, Rafael Torregrosa, que además explicó que espera que “facilite el trabajo a los profesionales, además de ayudar a detectar posibles contagios y frenar así la expansión del virus”.