PUERTO MADRYN (ADNSUR) - El secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, Alfredo Béliz, advirtió que desde este jueves todos los trabajadores de locales comerciales incluidos supermercados no atenderán a clientes que no cumplan con las medidas sanitarias para prevenir el Covid-19: barbijo y distanciamiento social. Se debe al evidente incumplimiento en Puerto Madryn (donde hay comerciantes afectados por coronavirus) y agresiones que sufrieron. Piden además que en grandes superficies, los clientes no concurran con otros miembros de la familia.

Béliz explicó que “a raíz de todos los casos y la preocupación de los afiliados tuvimos una reunión con el cuerpo de delegados y todos los locales donde esté un empleado de comercio (línea de cajas) le va a solicitar que se tengan barbijo y distanciamiento, que sea obligatorio. No vamos a permitir que las medidas de prevención estén desactualizadas”.

Se habló con empresarios de supermercados para que sea una obligación. “Hubo inconvenientes con clientes en Madryn. Nos preocupa porque son afectados directamente los empleados, principalmente la línea de caja. Queremos cuidarlos. Si hay alguien que no tiene tapaboca ni distanciamiento no se atenderá. Es una determinación del gremio que no va a afectar la relación laboral. Estamos privilegiando la salud del empleado”, fundamentó. “Hubo insultos y agresiones. En Trelew están ocupando líneas de cajas los empleados de comercio. Los fines de semana concurren familias a los supermercados y no cumplen con los 2 metros, que algunos no tengan barbijo y los trabajadores tienen miedo y preocupación”, dijo a Jornada.

Hay empleados de comercio con Covid-19 en Madryn que “han sido hasta golpeados, vamos a exigir estas disposiciones que están implementadas por el Ministerio de Salud. Vamos a pedir que se cumplan las normas”.

Reiteró que “muchos se acercan al empleado. No solo viene quien compra sino la familia y los hijos. No se están cumpliendo las disposiciones. Terminamos de definir los horarios de cierre con las ordenanzas y en nuestro sector se cumple. La circulación e ingreso lo estamos hablando con los responsables. Queremos que vaya una sola persona, no el grupo familiar. Están viendo que han vuelto a comprar muchas personas por familia”.

Aclaró Béliz que “el comercio tradicional tiene más restricciones. En supermercados se está viendo que no concurren con tapabocas. Es el relajamiento que tiene la sociedad. Tenemos empleados de comercios afectados Empleados que tienen la responsabilidad de atender y son ellos que tienen que exigir. Ya tenemos observado que nos está tocando a nosotros”.