La resolución establece los nuevos valores de la energía para el segmento de mayores ingresos, que en la región patagónica significaría actualmente unos 474.000 pesos, si se actualiza el piso en base a la última medición de la canasta básica total medida por el INDEC, aunque no hay claridad en torno a si ese valor se actualizará todos los meses a la hora de considerar los segmentos. Cuando recién se conoció la norma, el monto para esta región era de 425.000 y luego se elevó a 444.000, a partir de las mediciones mensuales de la canasta.

De cuánto sería el impacto

En cualquier caso, quienes queden encuadrados en el Nivel 1 afrontarán la suba en los precios del kilowatt consumido en cada hora, pero no lo empezarán a pagar en su totalidad en esta primera etapa. Sobre el nuevo valor, el Estado mantendrá el subsidio pero lo recortará en un 20%, mientras que la quita hasta eliminar completamente ese beneficio se hará en otras dos etapas, que terminarían en el próximo verano, cuando los usuarios comenzarán a pagar el precio pleno.

De acuerdo con las estimaciones efectuadas en ámbitos locales, para usuarios que comenzarán a perder el subsidio en los segmentos de ingresos más altos, el precio de sus facturas se incrementaría en montos que irán desde los 1.500 hasta los 6.000 pesos por mes, dependiendo de los rangos de consumo.

Empieza la quita de subsidios de luz en septiembre: el sector de mayores ingresos tendría impactos de entre $1.500 y 6.000

Hay que aclarar que esa suba se daría en una primera etapa, con el recorte parcial del subsidio, pero luego los montos en el ítem de energía seguirán subiendo a medida que se retire la ayuda del Estado.

También se esperan precisiones para encuadrar el caso de los hogares con alto consumo de energía y con ingresos medios o bajos, que superan los 400 Kw/h por mes, por no contar con gas y usar electricidad para la calefacción. En esos casos, los impactos podrían oscilar los 4.000 pesos en una primera etapa, si es que no se modifica el cuadro tarifario actual para atenuar el efecto en esos sectores.

Massa: “No hay un mango más” para cubrir las deudas con CAMMESA

Por otro lado, trascendió en las últimas horas el ultimátum del ministro de Economía, Sergio Massa, en relación a las deudas de las distribuidoras de todo el país hacia la compañía que vende la energía en el mercado mayorista, CAMMESA. Esto obligaría a la empresa a salir a ejecutar las deudas que mantienen las distribuidoras de todo el país, que asciende a 420.000 millones de pesos.

De ese total, el 43% de la deuda corresponde a Edenor y Edesur, mientras que las cooperativas de Chubut representan un 7%, con alrededor de 29.000 millones de pesos, según pudo establecer ADNSUR en base a un relevamiento de deuda oficial.

Por eso hay expectativa entre las distribuidoras para que se apruebe el plan de facilidades de pagos para comenzar a disminuir dicha deuda, con quita de intereses y otras facilidades que permitan evitar las medidas más extremas.

Según trascendió en el sector, Nación podría llegar a intimar a los gobernadores con descuentos a los fondos de coparticipación federal de impuestos, para ir produciendo cancelaciones parciales del monto adeudado, ya que de lo contrario CAMMESA no podría seguir comprando energía a las empresas generadoras. Ese déficit era cubierto hasta el momento por fondos nacionales aportados por Nación, algo que, según advirtió el ministro en las últimas horas, no tendrá continuidad.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!