Durante la pandemia, los pagos del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), el pago de parte de los salarios privados a través del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP), más las líneas de financiamiento a tasa cero o subsidiada motivaron al Banco Central a limitar el acceso al mercado cambiario de los beneficiarios de ese tipo de programas.

Ahora, el Gobierno Nacional apunta a extender esas restricciones a todos los usuarios de energía eléctrica y gas que hayan realizado el trámite para contar con subsidios a las tarifas tengan acceso al dólar “ahorro”

Desde el Estado entienden que durante el proceso de segmentación de tarifas, quienes completan el formulario que tiene online la Secretaría de Energía están solicitando en forma voluntaria la asistencia del Estado para pagar sus consumos de electricidad y gas. Esto los pone en una situación similar a la de los que recibieron ayudas del Estado en el pasado. Y por esa razón deberían quedar afuera de la posibilidad de comprar los USD 200 mensuales, según dijeron fuentes oficiales a Infobae.

Sin embargo, de la intención a la aplicación puede haber una distancia. Y esto es porque aplicar esta restricción requiere de acceso rápido a la base de datos de beneficiarios para el sistema financiero.

En el caso del IFE y el ATP, los CBU de esos beneficiarios estaban al alcance de la mano para el Banco Central. Ahora, para poder impedir el acceso al mercado de cambios de los beneficiarios de subsidios energéticos, el sistema financiero debería tener acceso a esos nuevos datos.

Para implementarlo va a ser necesaria la firma de un convenio entre el Banco Central y la Secretaría de Energía que permita cruzar los datos

QUIENES NO PUEDEN ACCEDER ACTUALMENTE AL DÓLAR AHORRO

Entre los impedidos de acceder a dólar ahorro hoy están los empleados que durante la pandemia cobraron su sueldo por el programa ATP y los directivos y accionistas de esas empresas, quienes percibieron del Estado el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), personas que posean créditos a tasa cero hasta finalizar sus cuotas además de beneficiarios de planes sociales como la Asignación Universal por Hijo (AUH), Tarjeta Alimentar y Potenciar Trabajo, entre otros.

También aquellos que operan dólares financieros (bonos con moneda extranjera ya sea con dólar MEP y contado con liquidación (90 días antes y 90 días después de intentar acceder al dólar solidario), ciudadanos sin ingresos estables, poseedores de tarjetas de crédito refinanciadas, titulares de créditos UVA y titulares de cuentas compartidas, entre otros casos.

Con información de Infobae

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!