CAPITAL FEDERAL (ADNSUR) - El domingo, Marcelo Tinelli (60) y Guillermina Valdes (42) anunciaron que están separados. El conductor hizo el anuncio en una historia en su cuenta de Instagram explicando que la pareja ponía fin a su relación.

“Hola a todos, quería contarles que con Guillermina estamos atravesando una crisis y hemos decidido separarnos, después de estos casi 8 años maravillosos que vivimos. Sentimos que es lo mejor para los dos, y compartiremos un hijo maravilloso y amado, que va a tener siempre a sus papás presentes. Mil gracias a todos por el amor infinito que nos dan en todo momento. Los quiero”, escribió el conductor. 

En las últimas horas, el periodista Jorge Rial reveló detalles del origen de “un final casi anunciado”. El conductor de Intrusos (América) aseguró que la crisis se habría desatado durante la estadía en Esquel, ni bien iniciada la cuarentena por el coronavirus, según publicó revista Gente. 

El 19 de marzo, Marcelo Tinelli decidió instalarse en su casa de Esquel, en la cordillera de Chubut, junto a Guillermina, Lorenzo (el hijo de ellos), Candelaria y su novio, y dos de los hijos de Valdés hasta que el día 23 de abril finalmente regresaron a su departamento de Palermo, en CABA.

“Lo que influyó fue la convivencia cuando estaban todos juntos en Esquel“, aseguró Rial. Al parecer, Guillermina no estaba de acuerdo en viajar y el estallido de las críticas masivas la habrían puesto muy nerviosa. “Ella se quedaba con sus hijos todo el tiempo en un lugar de esa inmensa casa", agregó el panelista Rodrigo Lussich.

El conductor hizo hincapié en que al estar las 24 horas juntos por muchos días “la diferencia de edad” (él le lleva 18 años) también es un factor importante. “Tinelli tenía pensado ir sólo 10 días, pero fueron casi 40 y ese alargamiento de cuarentena acortó la relación entre ellos, hubo un desgaste“, aseguró Rial.

Además, al volver a Buenos Aires, Tinelli fue a ver casas a Nordelta, con la intención de alquilar una. "Fue sólo con su hijo (Francisco) a ver casas y eso llamó la atención", detalló Rial. Y eso habría sido otro punto de conflicto en la pareja. Es que, según señalaron, Guillermina no estaba de acuerdo en mudarse fuera de CABA.

Además, en Intrusos indicaron que la relación entre Guillermina y Micaela (31) y Candelaria (29), las hijas mayores de Marcelo, no era “la mejor”, aunque siempre se haya sostenido que era “inmejorable”.

POLÉMICA POR LA VALIJA 

“Marcelo es el que le indica al clan qué decir y cuándo", sostuvo Lussich, quien hizo referencia al famoso vuelo sanitario con medicación para Cande, que llegó a Esquel en medio del aislamiento. “Fue Guillermina la que realizó un posteo diciendo el contenido de esa valija, que se trataba de medicamentos necesarios para Candelaria”, recordó el panelista, y dijo que eso “generó una molestia, una bronca interna, que dio comienzo a muchas discusiones y a la crisis“.

“Vivir la convivencia minuto a minuto en Esquel fue definitivo. Las críticas por ese viaje fueron muy fuertes también, sumadas a las que le llegaron a Tinelli cuando se metió de lleno en el mundo San Lorenzo (es el presidente) y por incursionar en la política (forma parte de la Mesa del Hambre)", resumió Rial.