El servicio de Guardavidas en España es furor para los argentinos en esta época del año. Se estima que en las playas de Cataluña la mitad de los guardavidas - o socorristas, como les llaman allá -, son argentinos, según afirmó Albert Calabuig, expresidente de la Asociación de Empresas Catalanas de Salvamento Acuático (AECSA) a El País.

La temporada de verano en Cataluña dura seis meses y cerca de 10.000 personas se acercan diariamente a disfrutar de su costa. En ese contexto, los socorristas son quienes permiten que turistas y locales gocen con tranquilidad y sosiego de sus aguas.

En Argentina, la profesión de guardavidas tiene una larga tradición y es una verdadera vocación: ya en 1932 la Cruz Roja daba cursos reglados. En cambio, en España hasta hace pocos años todavía era algo más para voluntarios de la Cruz Roja o para los jóvenes que querían ganarse un dinero extra. 

El reconocido oficio por el que buscan cada vez más argentinos en España: cuánto es el sueldo en euros

Aseguran que, por ejemplo, en Palma los sueldos son menores a los de un camarero: unos 1.000 euros. “Durante un año te matan a palos, 10 horas a la semana nadando. Y lo haces porque allí, trabajar en la playa es un privilegio, no como aquí”, explicó un guardavida español.

“Dicen que faltan socorristas, pero socorristas hay, lo que falta son sueldos dignos”, advirtió. La precariedad del trabajo en el país europeo lo evidencia el ejemplo de Andalucía, donde muchos socorristas trabajan horas extras no remuneradas.

En ese sentido, Cataluña se presenta como uno de los lugares más adecuados: tiene un convenio colectivo con un salario mínimo de 1300 euros, según informa la CGT, y temporadas de baño que en lugares como Barcelona, Castelldefels o Tossa empiezan en Semana Santa.

Según representantes del sector de salvamento acuático de Cataluña, Baleares, Valencia y Andalucía, la prevalencia de argentinos en el sector irá en alza.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!