El presidente de Grooming Argentina,  Hernán Navarro, manifestó que durante la pandemia  los casos de grooming crecieron en nuestro país en un 200 % en medio de un contexto de “padres anestesiados y sin capacidad de reacción”. 

“Los casos de grooming aumentaron considerablemente teniendo en cuenta la hiperconectividad que el aislamiento generó en la población, especialmente en niños y adolescentes. En un año y medio, los casos crecieron cerca de un 200%”, manifestó.

El abogado reconoció que “el delito de mayor gravedad en este siglo en materia digital, afectando a niños y niñas adolescentes”.

Y explicó que en este tipo de delito, los cambios en los modus operandi de quienes producen el delito, "crece en la misma medida en que va evolucionando la tecnología” y que “el autor del delito de grooming por más que cambie de perfil, generalmente es conocido por la víctima”.

Navarro: "las víctimas no informan lo que les ocurrió a sus padres porque del tema no se habla ni en casa ni en la escuela". Foto: google
Navarro: "las víctimas no informan lo que les ocurrió a sus padres porque del tema no se habla ni en casa ni en la escuela". Foto: google

CASOS QUE NO SE DENUNCIAN

El titular de Grooming Argentina indicó que pese al aumento de este tipo de delito “hay muchos casos no denunciados”. Entre las razones, mencionó que “muchas veces los menores que resultaron víctimas no informan lo que les ocurrió a sus padres porque del tema no se habla ni en casa ni en la escuela”. Destacó que “la presión psicológica y la manipulación  producen miedo en las víctimas. Hasta se sienten culpables por haber enviado una foto inapropiada”.   

Sobre las secuelas en las víctimas, dijo que “son muy graves y profundos desde el punto de vista emocional”, y como ejemplo , mencionó el caso de un menor que fue víctima entre los 11 y los 16 años, cuando recién dio intervención a sus padres.

"El mundo adulto está anestesiado en materia digital, sin capacidad de reacción”, aseguró

Navarro reconoció que es necesario prevenir a través de distintas líneas de prevención: "hay que apuntar no solo a las familias, sino también a las escuelas acerca de los cambios profundos que ha producido la digitalización en la conducta humana. Por ello es necesario que los esfuerzos sean conjuntos, para que no se produzcan desequilibrios. De allí la necesidad de que tomen conciencia las autoridades educativas”, manifestó.

La prevención a través del acceso a la información, destacó Navarro.
La prevención a través del acceso a la información, destacó Navarro.

Agregó que “es necesario la prevención, pero fundamentalmente la sensibilización y la detección temprana, mediante capacitaciones específicas. Por ello estamos pensando en lanzar un programa importante en el Chubut, la primera provincia de la Argentina que firmó un convenio con nosotros para prevenir el grooming”.

REALIZAR LA DENUNCIA A TIEMPO

En cuanto a las acciones concretas y consejos ante una sospecha de grooming, dijo que hay que detener cualquier tipo de contacto con los autores y realizar de inmediato la denuncia.

“Los padres suelen tomar la iniciativa y convertirse en fiscales y salir a buscar y emboscar al agresor sexual. Este genera inmediatamente a que cambie de perfil, desaparezca  y siga operando con nuevas víctimas. Además, fracasa el proceso penal que pudiera iniciarse, porque al intervenir un adulto puede que el proceso judicial sea nulo, por haber intervenido una persona mayor de edad”.  

Por eso destacó la necesidad de realizar inmediatamente la denuncia. Y en este sentido destacó el caso del Chubut donde existe la Unidad Fiscal Especializada en Ciberdelitos con un equipo de profesionales que está en condiciones de investigar estos casos.  “Desde Grooming Argentina se trabaja intensamente para prevenir este tipo de delito. Lo hacemos orientando los esfuerzos preventivos, porque el grooming coexiste en cualquier tipo de ambiente”, finalizó Navarro en declaraciones periodísticas realizadas a la emisora FM Tiempo de Trelew.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!