COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Teresa Huerta tenía 36 años, era de Mendoza pero vivía en Comodoro Rivadavia. En la noche del miércoles murió luego de haber padecido tres ACV, y estar más de 40 días internada esperando un traslado a Buenos Aires. ADNSUR pudo saber que en las últimas horas realizaron la ablación para la donación de sus órganos.

A Teresa le habían declarado muerte cerebral el martes y lamentablemente este jueves por la mañana se conoció su deceso, que ocurrió sin que pudiera ser derivada a Buenos Aires por la falta de camas.

Según confirmó ADNSUR, anoche los profesionales llevaron adelante el operativo de ablación, a través del cual se podrá realizar la donación de  hígado, corazón, riñones y córneas.

La crítica situación que vivió la mujer se viralizó tras los pedidos urgentes que realizaron sus familiares, quienes pedían gestiones para poder efectivizar su traslado a Buenos Aires o a algún centro de mayor complejidad donde pueda ser intervenida quirúrgicamente luego de haber sufrido dos ACV.

Si bien lograron estabilizarla y quedó internada en terapia intensiva, se detectaron dos aneurismas, uno de los cuales estalló y provocó el ACV. La mujer iba a ser derivada al Hospital de Ramos Mejía en Buenos Aires, su médico recomendó que en 21 días se concretara el traslado pero el 23 de diciembre Huerta nuevamente sufrió un ACV y su derivación quedó trunca por falta de camas.

A partir de ello es que familiares solicitan a las autoridades que arbitren los médicos para realizar la derivación y que pueda finalmente ser intervenida quirúrgicamente ante el cuadro crítico que presenta. Mientras esperaba la derivación, Tersa sufrió un tercer ACV y finalme4nte murió, luego de que confirmaran su muerte cerebral.